Bernie Sanders saca 20 puntos de ventaja a Hillary Clinton en New Hampshire, según encuesta

Sanders mantiene una ventaja sustancial, según una encuesta de NBC News, el diario Wall Street Journal y la casa encuestadora Marista

Breaking News Emails

Get breaking news alerts and special reports. The news and stories that matter, delivered weekday mornings.
SUBSCRIBE
/ Source: TELEMUNDO

Bernie Sanders, el senador por Vermont que compite por la candidatura presidencial del partido demócrata con Hillary Clinton, mantiene una sustancial ventaja en New Hampshire, según una encuesta de NBC News, el diario Wall Street Journal y la casa encuestadora Marista.

Sanders aventaja a la ex secretaria de estado Clinton por 20 puntos porcentuales -58% a 38%- en las preferencias de los votantes demócratas de New Hampshire. El estado tendrá su votación primaria el próximo martes.

La encuesta se realizó luego de la votación del lunes pasado en el estado de Iowa donde Clinton ganó por un margen mínimo los llamados “caucuses” o asambleas partidistas de los demócratas. Ventaja tan pequeña de Clinton -de alrededor de 0.3%- que el resultado ha sido considerado por muchos como un virtual empate.

“Hasta hoy en New Hampshire es todo Sanders”, explicó Lee Miringoff, director del Instituto de Opinión Pública de la Universidad Marista. “Para Clinton es una batalla cuesta arriba”.

Get the noticias newsletter.

La encuesta surge además apenas horas antes de que Sanders y Clinton tengan otra debate en la noche del jueves en la cadena de cable MSNBC. Esta será el primer debate en el cual los dos aspirantes a la nominación demócrata estarán ellos solos ante la ausencia de Martin O’Malley, el ex gobernador de Maryland, quien se retiró de la contienda luego de los pobres resultados que obtuvo en Iowa.

La ventaja de Sanders no sorprende ya que desde hace varios meses ha estado adelante en las encuestas de New Hampshire, esto en parte debido a que el senador es muy conocido ahí ya que Vermont es un estado cercano. 

Ambas campañas han tratado de darle su interpretación a esta ventaja que lleva Sanders. Clinton aceptando que es cierto que su rival va adelante pero enfatizando que es debido precisamente a esa cercanía con New Hampshire y que en todo caso hará lo posible por ganar el apoyo de los votantes indecisos o de quienes pueda hacer cambiar de opinión. Un poco como preparando el camino para que una victoria de Sanders se vea como algo esperado y no como algo extraordinario o sorpresivo.

Sanders por su lado, cuestiona que se diga que tiene tanta ventaja sólo porque “lo conocen” por ser de un estado vecino. Incluso, acusó a Clinton de insultar la inteligencia de los votantes de New Hampshire al sugerir tal razón por el apoyo de que goza.

Y que además, añade Sanders, no está definido que vaya ganar por tanta diferencia. El senador también ha señalado que aun con las encuestas, todavía no está dicha la última palabra sobre New Hampshire ya que los Clinton (Hillary y su esposo Bill) conocen muy bien el estado y forman “la más poderosa organización política en el país”.

La encuesta revela otros detalles similares a los que sucedieron en la votación de Iowa. Que Sanders para el caso, tiene gran apoyo entre los jóvenes (el 76% entre la gente de 18 a 29 años) y entre los hombres (70% contra el 25% de Clinton). Clinton por su lado, tiene su principal fuerza con la gente de más de 60 años.

Al igual que Iowa, New Hampshire no definirá la elección primaria, es decir que aun ganado apenas se consigue un grupo relativamente pequeño de delegados. El valor de New Hampshire es que da “momentum” -atención en la prensa y opinión pública- para llegar bien posicionado a las dos siguientes elecciones en Carolina del Sur y Nevada (lugares por cierto en los cuales Clinton tiene ventaja por el apoyo de las minorías de afro americanas y latinos). 

De confirmarse lo que dice la encuesta sería sin duda un gran triunfo de Sanders, pero de ninguna manera el fin del mundo para la campaña de Clinton. Lo que sucederá es que se constatará que Sanders está para dar la batalla y que la nominación demócrata será una larga disputa entre un candidato que se define asimismo como “socialista democrático” o “progresista” y una candidata con posiciones ligeramente menos liberales o más centristas.