Taiwán elige a una mujer presidente por primera vez

El triunfo de Tsai regresa al poder al principal partido de oposición después de ocho años de gobierno del mandatario nacionalista Ma Ying-jeou

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

El Partido Nacionalista —cercano a Beijing— concedió el sábado su amplia derrota en las elecciones presidenciales en las que Tsai Ing-wen, la candidata del Partido Progresista Democrático (PPD), llevaba clara ventaja para resultar elegida como la primera presidenta mujer de Taiwán.

Tsai llevaba casi 60% de los votos mientras el candidato nacionalista Eric Chu tenía 30%, de acuerdo con el recuento de la mitad de los sufragios.

El presidente saliente, el nacionalista Ma Ying-jeou, ha cumplido ocho años en el poder y no puede postularse para un tercer período.

Por su parte, el resultado de la contienda por una mayoría en la Legislatura de 113 escaños sigue siendo incierto, con independentistas y partidos más pequeños representando una amenaza tanto a nacionalistas como al PPD.

El triunfo de Tsai podría regresar al poder al principal partido de oposición después de ocho años de gobierno del mandatario nacionalista Ma Ying-jeou, quien está impedido constitucionalmente para buscar otro período en el cargo.

"Taiwán y China necesitan tomar algo de distancia", dijo Willie Yao, un ingeniero en informática que votó en Taipéi por Tsai.

"El cambio de presidente significará que todavía los taiwaneses tomarán la decisión". Una victoria de Tsai introduciría nueva incertidumbre en la complicada relación entre Taiwán y la parte continental de China, la cual reclama que la isla es parte de su territorio y amenaza con utilizar la fuerza si ésta declara su independencia de manera formal.

"Esto no se trata de derrotar al otro partido. Esto se trata de trabajar para superar los obstáculos en el camino de Taiwán", dijo Tsai a partidarios reunidos bajo la lluvia durante un acto de campaña la noche del viernes frente al edificio de la oficina presidencial en el centro de la capital, Taipéi.

Tsai prometió mantener el estatus quo de independencia de facto de la isla de 23 millones de habitantes. Beijing ha convertido eso en su línea de base para continuar negociaciones que han producido una serie de pactos en comercio y transporte.

Los observadores dicen que es probable que China se mantenga observando la presidencia de Tsai, en caso de ganar las elecciones, pero podría utilizar la presión diplomática y económica si ve que se alea demasiado de su visión de unificación. Taiwán fue colonia japonesa de 1885 a 1945 y se separó de nuevo de China en medio de la guerra civil en 1949.