Gobernadores inspeccionan daños en Missouri e Illinois

Se atribuyen 24 muertes en Illinois y Missouri a las inundaciones derivadas de las lluvias.

A medida que bajaban las aguas del río Mississippi y sus afluentes desde niveles históricos que causaron inundaciones, evacuaciones y la muerte de 24 personas en diversas localidades, los habitantes de la zona metropolitana de St. Louis afrontaban enormes labores de limpieza y recuperación que posiblemente duren semanas.

"El proceso de recuperación, el proceso de restauración ha comenzado", dijo en entrevista telefónica el pastor de la iglesia Bautista Central en Eureka, Missouri, una de las comunidades afectadas por las inundaciones de esta semana a lo largo del río Meramec.

Esta imagen aérea muestra viviendas cubiertas casi en su totalidad por el agua de una inundación, el 31 de diciembre de 2015, en Arnold, Missouri. (Foto AP/Jeff Roberson)AP / AP

Se atribuyen 24 muertes en Illinois y Missouri a las inundaciones derivadas de las lluvias, que en tres días desde el pasado fin de semana depositaron 25,4 centímetros (10 pulgadas) de agua en la región.

El agua de los ríos Mississippi, Meremec y Missouri comenzaba a retroceder el viernes principalmente en el área metropolitana de St. Louis. El tránsito se reanudó en dos autopistas principales, las interestatales 44 y 55, al sur de St. Louis, mientras que las autoridades autorizaron a algunas personas desalojadas regresar a sus viviendas.

En esta fotografía aérea, algunas personas se transportan en canoa en una calle inundada, el jueves 31 de diciembre de 2015, en Arnold, Missouri. El desborde de algunos ríos de la región centro-norte de Estados Unidos obligó a evacuar a cientos de personas, amenazó decenas de diques y prácticamente paralizó el transporte por automóvil, bote y tren en la zona metropolitana de St. Louis. (Foto AP/Jeff Roberson)AP / AP

El sábado, mientras los habitantes afectados evaluaban sus daños, el presidente Barack Obama firmó una declaración federal de emergencia para Missouri que autoriza la concesión de asistencia federal para el estado y las acciones locales de recuperación.

Personas permanecen cerca de un dique de reciente construcción que contiene el aumento del nivel de las aguas del río Mississippi en la localidad de Kimmswick, Missouri, el jueves 31 de diciembre de 2015. Las inundaciones comenzaron a bajar en diversas comunidades afectadas en el centro norte del país, donde centenares de viviendas registraron daños y centenares más fueron evacuadas. (Vía AP Foto/Laurie Skrivan/St. Louis Post-Dispatch)AP / AP

También autoriza a la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias a coordinar acciones de asistencia frente al desastre. El gobernador de Missouri, Jay Nixon, había solicitado la ayuda. Nixon y el gobernador de Illinois, Bruce Rauner, recorrieron zonas devastadas por las inundaciones en tanto que más viviendas peligraban a causa de la rotura de diques y la crecida del río Mississippi a niveles que según previsiones serán casi históricos.

En Missouri, Noelle Pace, dijo que había protegido algunos aparatos electrónicos y muebles, así como ropa y juguetes de su hijo de cuatro años, a fin de marcharse el 28 de diciembre de la localidad de Pacific, el día después de que le solicitaran que lo hiciera.

Pace se dijo afortunada de ver que los daños estaban confinados sólo al entrepiso de su casa a la que había regresado el jueves por primera vez. "Todas las personas a nuestro alrededor tuvieron daños catastróficos", afirmó.

Es posible que no pueda volver a instalarse durante semanas hasta que su casero reemplace el aislante humedecido. "Todavía no se siente bien", afirmó. Patti Thompson, portavoz de la Agencia para el Manejo de Emergencias en Illinois, dijo que el número de muertos a causa de las inundaciones se elevó a nueve en el estado.

Quince personas perdieron la vida en Missouri. Rauner pidió a los habitantes que respeten las peticiones de evacuación. "Se trata de una situación que pone en peligro vidas", dijo el gobernador a la prensa en Carlyle Lake, en el condado Clinton, en el sur de Illinois.

"No precisamente por el agua, sino por la temperatura. La hipotermia representa gran peligro para las vidas de las personas", agregó. En la zona metropolitana de St. Louis el principal responsable de las inundaciones era el río Meramec, un afluente relativamente pequeño del Mississippi y que afectó durante la semana comunidades ubicadas al suroeste de St. Louis.