Libre en España enfermero de las FARC acusado de 150 abortos

El acusado reside en España desde hace más de una década y sufre un problema degenerativo avanzado.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

La justicia española puso el lunes en libertad a un supuesto enfermero de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia que sería el responsable de más 150 abortos practicados a mujeres de esa organización guerrillera.

 

Héctor Albeidis Arboleda Buitrago había sido capturado el sábado. La Audiencia Nacional dispuso su libertad pero le retiró el pasaporte y lo obligó a comparecer semanalmente ante un juzgado de Madrid, donde reside desde hace casi una década. Además dio 40 días a la justicia colombiana para que presente las pruebas contra Arboleda Buitrago para proceder a su eventual extradición.

 

El director seccional de fiscalías de Colombia Luis González dijo en rueda de prensa que "fuimos informados de que a alias "El Enfermero" un juez en España dispuso cambio de sitio... y que permaneciera en su casa debido a las condiciones de salud de esta persona" que sufre un problema degenerativo avanzado.

 

"La medida que tomó el juez español se ajusta a su legislación y tomó unas medidas cautelares para impedir que esta persona evada a las autoridades como retirarle su pasaporte y presentaciones periódicas ante las autoridades españolas", dijo González.

 

Entre esas pruebas contra Arboleda Buitrago hay un expediente de la fiscalía colombiana que demostraría decenas de abortos forzados durante años, algunos de ellos realizados en las últimas semanas de embarazo. El fiscal general colombiano Eduardo Montealegre dijo a la prensa que esos abortos eran parte de una "política de las FARC" para obligar a las mujeres combatientes a deshacerse de sus bebés con el fin de no perderlas como instrumento de guerra.

 

De ser extraditado a Colombia alias "El Enfermero" sería procesado por delitos de lesa humanidad e infracciones al derecho internacional humanitario, precisó González. El aborto en Colombia está penado con condenas que van de los cuatro a seis años de prisión y sólo es legal si el embarazo es producto de una violación o pone en peligro la vida de la madre.