Hillary Clinton perdería ante Marco Rubio, según encuesta

Parte de la razón por la cual Rubio sale muy bien contra Clinton es porque goza del apoyo importante de los votantes independientes y de las mujeres.

Breaking News Emails

Get breaking news alerts and special reports. The news and stories that matter, delivered weekday mornings.
SUSCRÍBETE
/ Fuente: TELEMUNDO

 

Hillary Clinton, perdería la elección por tres puntos porcentuales frente al senador por la Florida Marco Rubio en la elección presidencial de 2016, según la última encuesta de NBC News y el diario Wall Street Journal publicadas este domingo.

El sondeo indica que la candidata demócrata estaría un punto porcentual por debajo -literalmente un empate técnico- con el neurocirujano retirado Ben Carson.

Por otro lado, la ex Primera Dama derrotaría a Donald Trump o Ted Cruz en la elección presidencial de 2016, los dos candidatos que van ahora en primero y segundo lugar en los sondeos nacionales de los aspirantes republicanos, según indica la encuesta.

Rubio por su lado, aunque según la encuesta le gana la eventual batalla a Clinton con el electorado en general -48% a 45%- tiene antes que asegurarse la victoria en la primaria republicana. Por hoy Rubio está en tercer lugar en las encuestas de los republicanos y aunque ha ido subiendo de manera consistente, todavía está por debajo  de Trump por más de diez puntos porcentuales.

Parte de la razón por la cual Rubio sale muy bien contra Clinton es porque el senador goza del apoyo importante de los votantes independientes (que no son demócratas ni republicanos), lo mismo que de las mujeres. Rubio es el republicano que más altos porcentajes obtiene del voto femenino -44% contra el 51% de Clinton.

Entre los latinos, Rubio también pierde, aunque con un respetable 36% ante el 59% de Clinton.

Sobre este punto del apoyo del voto latino hacia candidatos republicanos como en este caso Cruz o Rubio, algo ha sucedido en las últimas semanas que ha hecho que ambos candidatos incrementen sustancialmente tal apoyo. Es posible que se hayan beneficiado de lo mal que va Jeb Bush en la contienda republicana -quien antes tenía más apoyo latino-, o que por alguna razón muchos latinos no se muestran tan entusiasmados con la candidatura de Clinton o que simplemente ambos senadores hayan convencido a más latinos con sus propuestas.

En una eventual elección contra Trump, la ex secretaria de estado consigue el 50% de las preferencias de los encuestados contra el 40% del empresario de bienes y raíces.

Get the noticias newsletter.

En el caso de Ted Cruz, el senador por Texas que en datos dados a conocer en la mañana del domingo en la encuesta de NBC/WSJ aparece en segundo lugar detrás de Trump en la lista de precandidatos republicanos, Clinton también saldría victoriosa, aunque en este caso por un margen más reducido -48% a 45%.

Parte de la razón por la cual Clinton derrotaría fácilmente a Trump es porque la también ex primera dama y ex senadora por New York tiene el apoyo significativo del voto latino cuando de competir contra Trump se trata. Clinton obtiene el 69% de este voto latino contra el 24% de Trump.

Diferencia esta que no sorprende ya que en todas las encuestas sale siempre el dato de lo impopular que es Trump con los latinos debido en gran parte a lo que ha dicho contra los inmigrantes indocumentados en general (que los deportará) y los mexicanos en particular (que son violadores y que traen crimen al país).

Contra Cruz las cosas se complican un tanto en lo que a este voto latino se refiere. Clinton obtiene el 48% de las preferencias de los latinos contra el 45% de Cruz, lo que explica en parte el porque del estrecho margen con que la candidata demócrata derrotaría a Cruz en la eventual contienda presidencial.

Llama la atención éste 45% del voto latino que Cruz podría obtener en una elección contra Clinton ya que es el más alto porcentaje que cualquier republicano obtiene del voto latino. Según lo que han sido las últimas tres elecciones presidenciales, para que un candidato republicano pueda ganar la elección necesita de al menos alrededor de un 40% del voto latino.

Los porcentajes de Cruz según la encuesta de NBC/WSJ vis a vis los latinos, estarían señalando que el conservador senador de padres cubanos tiene bajo la manga uno de los factores claves para un eventual triunfo en 2016. A estas alturas sigue perdiendo por supuesto ante Clinton -de nuevo, 48 %a 45%-, pero sabiendo que ha salvado un obstáculo que le ha quitado el sueño a los republicanos (en 2012 el candidato Mitt Romney sólo obtuvo el 27% del voto latino).

En el caso de Carson, la razón por la cual derrotaría o al menos estaría empatado con Clinton tiene que ver en mucho con el voto de los independientes, quienes por un margen de 14% prefieren al candidato republicano -48% a 34%.

El problema de Carson sin embargo, es que ha bajado sustancialmente en las preferencias de los republicanos mismos. En los datos de la encuesta de NBC/WSJ sobre la contienda republicana del domingo en la mañana, Carson sufre una baja de 18 puntos porcentuales y se ubica en cuarto lugar con el 11% de las preferencias. Aunque sale bien contra Clinton entonces, Carson tiene antes que convencer a los suyos de lo bueno de su candidatura.

A menos de dos meses para que se inicie la votación en las primarias -la primera votación es en el estado de Iowa el primero de febrero- una de las principales cosas que muestra la encuesta de NBC/WSJ es que en una eventual contienda ante Trump la ex secretaria de estado tendría un literal paseo de campo. Contra Cruz o Rubio sería otra cosa, ahí Clinton tendría que dar la pelea, para comenzar tratando de revertir esta tendencia reciente del apoyo de ambos candidatos del voto latino y de las mujeres.

En la contienda demócrata, Clinton va adelante con el apoyo del 56% de los encuestados, contra el 37% del senador por Vermont Bernie Sanders y el 4% del ex gobernador de Maryland Martin O’Malley.