Acusan a hombre de delito de odio por incendio en mezquita

Su padre, John Dial, dijo en una entrevista telefónica que su hijo debe ser considerado inocente hasta que se demuestre su culpabilidad ante un tribunal.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

Un hombre de 23 años fue detenido bajo la sospecha de haber cometido un delito de odio y otro de incendio en relación con un fuego en una mezquita del sur de California, dijeron las autoridades el sábado.

Carl James Dial Jr., de Palm Desert, fue detenido a última hora del viernes y está bajo investigación por la supuesta comisión de un delito de odio, incendio, iniciar un fuego y robo, según un comunicado del departamento de policía del condado de Riverside y registros de la prisión. Dial está detenido bajo una fianza de 150.000 dólares.

Su padre, John Dial, dijo en una entrevista telefónica que su hijo debe ser considerado inocente hasta que se demuestre su culpabilidad ante un tribunal. Poco después del mediodía se recibió un aviso de incendio en el Centro Islámico de Palm Springs. Las llamas se contuvieron en el vestíbulo frontal del inmueble y nadie resultó herido.

Las personas que se encontraban en el lugar dijeron haber escuchado un "sonoro bum" y haber visto llamas, manifestó el imán interino de la mezquita, Reymundo Nour, quien no se encontraba en el lugar cuando ocurrió el incidente. Afirmó que la mezquita fue objeto de una bomba incendiaria. Las autoridades no dieron detalles sobre cómo se iniciaron las llamas.

En las pesquisas colaboran investigadores estatales especializados en incendios, el FBI y También el Departamento de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos de Estados Unidos (ATF por sus siglas en inglés).

John Dial dijo a NBC News que vio a su hijo con una mochila el viernes y pensó que iba a clase a un centro universitario de la zona. Apuntó que su hijo tenía dificultades para socializar. "Estaba atrapado en los medios sociales.

Los medios sociales han producido a gente como mi hijo, sin contacto persona a persona", dijo el padre. "Creo que carece de habilidades sociales". La mezquita se encuentra a unos 120 kilómetros (75 millas) de San Bernardino, donde la semana pasada una pareja que, de acuerdo con funcionarios federales, estaba inspirada por extremistas islámicos, mató a 14 personas.

Algunos musulmanes en el sur de California y otras regiones temen posibles represalias, mientras que los dirigentes de diversas religiones han hecho un llamado a la tolerancia. En un comunicado difundido el viernes por la noche, el representante estatal Raul Ruiz, cuyo distrito incluye la zona donde está la mezquita, pidió a las autoridades que investigaran el suceso como un posible crimen de odio.

"Nuestra fe en la humanidad no se verá intimidada", afirmó. "Y nos alzamos juntos contra cualquier forma de violencia hacia los inocentes". Las autoridades municipales y del condado también condenaron el ataque.

"Lo vemos como un cobarde acto de vandalismo que no toleramos en nuestra comunidad", dijo el alcalde de Coachella, Steven Hernandez. La mezquita fue atacada por disparos en noviembre de 2014, un caso que las autoridades investigaron como posible crimen de odio. Nadie resultó herido en el incidente, registrado de madrugada. El caso sigue bajo investigación y no se han hecho detenciones.