Atacantes de San Bernardino dejaron una bebé huérfana

El niño tiene 6 meses y los compañeros de su papá, del centro en el que provocó la masacre, le hicieron una fiesta antes de nacer

Breaking News Emails

Get breaking news alerts and special reports. The news and stories that matter, delivered weekday mornings.
SUSCRÍBETE
/ Fuente: TELEMUNDO

El matrimonio formado por los sospechosos del tiroteo de San Bernardino, California, que dejó 14 muertos y 1 heridos, dejaron huérfano a una bebé de 6 meses, informaron las autoridades del condado.

Syed Farook de 28 años y su esposa Tashfeen Malik de 27 años protagonizaron el sexto peor ataque masivo en la historia de EEUU al acribillar a tiros a decenas de personas en el centro regional Inland, que atiende a pacientes con discapacidades mentales.

VER TAMBIÉN:

Get the noticias newsletter.

 

ARTÍCULO: Obama dice que la masacre pudo ser terrorismo o disputa laboral

 

Farook era ciudadano estadounidense de padres paquistaníes, nacido en Illinois, y trabajó cinco años como inspector de salud en el Departamento de Salud del condado de San Bernardino. Por su parte, Malik, estaba en el país con una visa K-10 y tenía pasaporte de Pakistán, según dijo el FBI.


Recientemente, el sospechoso, que era musulmán, había viajado a Arabia Saudí, y aunque el FBI aseguró desconocer los movimientos que efectuó durante ese viaje, confirmó que Farook había estado en Pakistán durante ese viaje.

Farook, quien trabajaba como inspector ambientales el Inland Regional Center, recibió una fiesta de sus compañeros ante la llegada de la bebé y se sabe que tomó licencia de paternidad.

El mismo día de la masacre, el sospechoso había asistido en su centro de trabajo a una fiesta navideña en la que tuvo una discusión. Tras la pelea salió del lugar, pero regresó poco después vestido de militar junto a su mujer donde comenzaron la matanza.

La pareja logró huir pero fueron encontrados horas después en un SUV de color negro donde fueron abatidos tras mantener un cruce de balas con la Policía.