Investigación reporta beneficios de crear identificación para indocumentados

Informe destacó que la posibilidad de tener tarjeta ayuda a la integración de los inmigrantes a sus comunidades.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

La posibilidad de que los indocumentados tengan una tarjeta de identificación estatal hace más seguras a la comunidades y facilita a los individuos actividades esenciales, señala un reporte presentado hoy por el Centro para el Progreso Estadounidense (CAP).

El análisis "Proveyendo identificación para inmigrantes no autorizados: el panorama local y estatal de identificación para inmigrantes no autorizados", también destacó que la posibilidad de tener tarjeta ayuda a la integración de los inmigrantes a sus comunidades.

Al ofrecer identificación a los inmigrantes no autorizados, "hay diferentes beneficios y todos estos beneficios ayudan a integrar de una mejor forma a estas personas a la sociedad", aseguró en entrevista con Efe Silva Mathema, autora del reporte.

Según resaltó la investigadora, el ofrecer una identificación confiable a los inmigrantes que no tienen un permiso legal de residencia en el país, les permite mejorar sus condiciones de vida en temas tan esenciales como conducir un vehículo o registrar a sus niños en servicios sociales.

"Las identificaciones permiten también acceder a otros servicios como clínicas de salud o abrir una cuenta bancaria lo que beneficia a los inmigrantes y a sus familias", agregó.

La investigadora consideró como falsas la razones que alegan algunas entidades que se oponen a ofrecer una identificación válida a los inmigrantes indocumentados, al argumentar que ofrece una falsa sensación de legalidad, o concede un beneficio a una persona que no tiene derecho.

"No va contra leyes de inmigración que son federales y estas identificaciones son locales y no son válidas para propósitos federales", dijo Mathema, quien aseguró que, por el contrario las autoridades locales prefieren que las personas tengan una identificación para interactuar con ellos.

La "matrícula consular" expedida por los gobiernos extranjeros a través de sus representaciones es una de las formas de identificación más aceptadas.

Según el informe, cerca de 1000 departamentos de policía en el país aceptan la matrícula consular como documento válido de identificación y más de 370 condados del país también la aceptan al igual que la mayoría de las instituciones financieras.

Otro documento que el informe encontró muy favorable para la vida diaria de los inmigrantes que no residen legalmente en el país fue la licencia de conducir, aunque sólo 12 estados del país la expiden. A William García la vida se le "mejoró notablemente" cuando a principios de este año pudo obtener una licencia de conducir bajo la nueva ley AB 60 en el estado de California.

"Algo que me parece muy clave es que (por la licencia) uno es más respetado por las autoridades y ese respeto es un gran beneficio", declaró a Efe el inmigrante. García igualmente aseguró que "es un gran orgullo tener el privilegio de manejar un vehículo en California con un permiso legal".

De igual forma manifestó Hugo López quien después de "estudiar bastante" y asistir a unas clases de preparación logró obtener su licencia bajo la misma ley de California con la cual se siente "mucho más seguro".

"Ando manejando seguro y sin miedo de que me pare la policía y si algún día me llegan a parar, por lo menos ya no me van a quitar el carro", dijo López a Efe. California es de lejos el estado con mayor número licencias otorgadas a indocumentados habiendo entregado más de 550.000 a la fecha, desde el 2 de enero cuando entró en vigor la ley.

"Para nosotros es un motivo de orgullo haber llegado a ese número y haber contribuido a que ahora haya más de medio millón de personas (indocumentadas) que estén manejando legal y libremente en California", declaró a Efe Armando Botello, subdirector de comunicaciones del Departamento de Vehículos Motorizados (DMV).

La investigación igualmente destacó que otorgar documentos a los indocumentados es un tema que reconoce la dignidad de la persona. "Tener una identificación que permita comprobar quién es usted ofrece mucha dignidad, es un tema derechos civiles y permite cerrar esa brecha que hay entre las leyes federales y las leyes estatales", concluyó Mathema.