Maduro: EEUU tiene que pedir perdón a Panamá por invasión

En víspera de la Cumbre de las Américas, el Presidente venezolano hizo fuertes declaraciones contra EEUU por la invasión de 1989.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE
/ Fuente: TELEMUNDO

PANAMA (AP) — El presidente venezolano Nicolás Maduro dijo el viernes que Estados Unidos tiene que pedirle perdón a Panamá y América Latina por la invasión a la nación centroamericana en 1989 durante un homenaje que ofreció a las víctimas de la acción militar.

"Y también tiene que indemnizar a Panamá", afirmó entre los aplausos de varios centenares de venezolanos y panameños que se congregaron en el barrio pobre de El Chorrillo que fue bombardeado durante la invasión de Estados Unidos a Panamá hace 25 años.

"Maduro, Maduro, al yanqui dale duro", corearon los manifestantes cuando el mandatario venezolano se comprometió ante los pobladores del barrio a entregar al presidente estadounidense Barack Obama una carta de la comunidad en la que exige el pedido de perdón y la indemnización.

"Lo voy a hacer con el alma", afirmó Maduro, quien es el primer presidente extranjero que rinde tributo a los caídos.

El homenaje fue la primera actividad del gobernante al llegar a Panamá para participar en la Cumbre de las Américas que se inaugura el viernes por la noche.

"He venido a este barrio porque para nosotros, la juventud latinoamericana, fue muy doloroso ver se masacraba la población bolivariana de Panamá, en 1989. "Son imágenes que más nunca deben verse", expresó.

Activistas del comité de familiares de los muertos panameños durante la invasión dijeron a The Associated Press que el monumento donde Maduro rindió el tributo, que inició con un minuto de silencio por los caídos, es una base de mosaico con un par de pilastras construido en el mero corazón del gueto.

"Nos hemos sentido muy tristes. Este es un señor (Maduro) que no es muy querido en su patria, pero ha tenido un gesto con nuestros compatriotas muertos", dijo Olga Cárdenas, de 61 años y activista del comité. "Le vamos a decir que mire esta triste experiencia y que ojalá que no ocurra eso en su país, que haga puentes para la paz".

De acuerdo con cifras oficiales, 314 soldados y 200 civiles panameños fallecieron en la acción del 20 de diciembre, mientras que por el lado estadounidense se contabilizó la baja de 200 militares. Organismos de derechos humanos locales estiman que la cifra de muertos fue de más de un millar, aunque no pudo comprobarlo.

La invasión, que comenzó con el bombardeo de El Chorrillo, en ese entonces un barrio de casas de madera vieja, expulsó del poder al dictador Manuel Antonio Noriega.

Buena parte de las destartaladas casas consumidas por el fuego fueron reemplazadas posteriormente por edificios de concreto multifamiliares.

Los homicidios producto de grupos pandilleros que se dedican a la venta de drogas siguen golpeando a ese barrio.