IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Brochas o esponjas para maquillarte, ¿Cuál te conviene más?

En la búsqueda del look perfecto, las esponjas y las brochas de maquillaje están aquí para hacerte lucir divina, ¿pero cuál te conviene más? aquí te lo decimos.
Mujer con esponja y brocha de maquillaje
Getty Images

Nuestros editores seleccionaron estos artículos de forma independiente, porque creemos que los disfrutarás y te gustarán los precios. Si compras algo a través de nuestros enlaces, es posible que ganemos una comisión. Los precios y la disponibilidad fueron actualizados en el momento de la publicación de este artículo.

Brochas, cepillos, esponjas, aplicadores de silicona y gel, existen muchas opciones para lograr un maquillaje natural con pocos productos, ¿pero cuál es el mejor para cada mujer, tipo de piel y tiempo de aplicación?

Si buscas elevar tu rutina de maquillaje para lograr ese tan aclamado makeup de superestrella de Hollywood, entonces descubre las diferencias entre las brochas y esponjas de maquillaje, y opta por el que mejor se adapte a tu ritmo de vida y necesidades.

Si buscas un estilo que sea digno de una portada de revista, entonces una fabulosa brocha de maquillaje es tu mejor opción. Las cerdas de estas son mucho más flexibles y nos ayudan a dar una cobertura extremadamente precisa cuando se trata de la aplicación de la base líquida, en crema o en polvo; así de versátiles son las brochas.

Otra gran ventaja de ellas es que, aunque no tienes que limpiar tus brochas para maquillaje con tanta frecuencia, y aunque sí es necesario seguir los cinco pasos para limpiar las brochas de maquillaje y deshacerte de cualquier exceso de producto con un limpiador especial, este es un proceso sencillo que no debes de hacer muy seguido e ideal para aquellas con ritmos de vida agitados.

Una desventaja más, además del inconveniente de la limpieza, es que siempre existe el riesgo de que una brocha deje tu rostro con rayas y también puede hacer que tus líneas de contouring y otras mezclas de productos sean visibles si no tienes el tiempo de difuminar bien, lo que hace que tu apariencia parezca poco natural.

Entonces, si eres una mujer que tiene más tiempo para lograr un maquillaje de impacto, entonces las brochas son tu mejor opción, en especial para aquellos eventos especiales en los que buscas lucir radiante.

Si has estado viviendo en una cueva o no conoces mucho del mundo de la belleza, debes saber que la nueva esponja difuminadora para maquillaje es básicamente la versión actualizada de las esponjas de maquillaje que se utilizaban antes pero que no solían tener un acabado perfecto.

La mayoría de las esponjas difuminadoras permiten que la base se presione eficazmente sobre la piel para lograr un aspecto impecable y natural. Después de todo, como lo dice su nombre, ellas ayudan a combinar tu base de maquillaje de manera excepcional sin dejar imperfecciones visibles a simple vista. Además de esto, las esponjas transfieren el producto a tu piel de manera efectiva, lo que le permite usar menos base y obtener una cobertura completa.

[¡Rejuvenece la piel de tu cara con un sérum de triple acción!]

¡Si eres de piel seca, una esponja difuminadora es para ti! Las cerdas del cepillo pueden irritar las pieles secas y hacer que obtengan un efecto escamoso, rojizo y que tal vez les lleguen a causar imperfecciones, mientras que la superficie lisa y suave de una esponja difuminadora es mucho más suave para la piel y aplica el maquillaje sin problemas sin sobrecargar el rostro.

El mejor método para aplicar el maquillaje con una brocha para difuminar es la técnica de puntear, la cual consta de crear un patrón de pequeños puntos en todo el rostro y difuminar con movimientos delicados toques, un proceso de belleza sencillo que puede llevar tan solo unos pocos minutos.

[Cómo aplicar exfoliante facial paso a paso correctamente]

Aunque como una gran ventaja de una esponja difuminadora es que usa menos producto, esta también puede ser un inconveniente para las que aman las bases de cobertura ligera, ya que su capacidad de absorción no funciona muy bien con estas y solo terminarás usando mucha más base para lograr ver resultados satisfactorios.

Finalmente, una esponja difuminadora debe limpiarse idealmente después de cada uso, algo para lo que muchas mujeres no tendrán el tiempo o la paciencia de hacerlo diariamente.

NO TE PIERDAS:

Cinco productos skincare que dejarán la piel de tu cara impecable

EN VIDEO: