IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

El presentador cubano-americano Tom Llamas habla del exilio en el Mes de la Herencia Hispana

Tom Llamas, presentador de noticias en NBC, hace un estremecedor relato de su condición cubano-americana y habla de la importancia de la herencia hispana.

Al igual que la presentadora Natalie Morales, quien habló acerca de qué es ser hispano en la actualidad, el periodista Tom Llamas escribe para 'Today' un sensible artículo en el que narra su experiencia de vida como cubano-americano, como parte de los festejos del Mes de la Herencia Hispana. Mira aquí el testimonio del presentador de NBC:

Mi papá creció en una provincia al Este de Cuba, en un área llamada Oriente. Mi mamá creció en la Habana. Justo después de la llegada de Castro, mi mamá salió. La familia de mi papá dejó la isla pocos años después. Los dos vinieron a este país con nada y ellos forjaron su camino. 

Mis padres estaban felices por estar en un país en donde podían tener la libertad de religión y la libertad de expresión que hacen de Estados Unidos un lugar único y especial. Luego se conocieron en la preparatoria en Miami.

Crecí en un hogar cubano-americano, con las noticas siendo una constante. Siempre seguimos las noticias fuera de Cuba y por las noches hablábamos de ello en la mesa a la hora de la cena. Mandábamos comida y sobres de Kool-Aid a nuestros familiares en Cuba.

El Kool-Aid tiene azúcar y nutrientes, para que ellos pudieran mezclar con agua y tener así una bebida con alto nivel calórico. Pero como el gobierno podía ver los sobres y quedarse eso y otras cosas, lo que hacíamos era esconderlos en tarjetas de presentación.

Tom Llamas

Esto era fuerte. Yo tenía todo lo que necesitaba y mis familiares en Cuba nada, literalmente. Primos pudieron salir de la isla y recuerdo que iba con mi papá a visitarlos, generalmente se hospedaban en un motel del centro de Miami. Y aún puedo recordar lo delgados que eran, porque no había comida, de modo que podías ver la desesperación en sus caras.

Nunca olvidaré cuando fuimos a ver a algunos miembros de nuestra familia y los niños, de unos 4 o 5 años o quizá más grandecitos, caminaban hacia su madre para que los amamantara. La madre les seguía dando pecho, porque no había leche suficiente. No tenían los suficientes nutrientes para sus hijos, eso era tan común.

Siempre he sentido la responsabilidad de jamás olvidar lo que pasó en Cuba y de recordárselo a la gente en círculos sociales, familiares e incluso como periodista. Hay gente increíble en Cuba, que tiene vitalidad, amor por la vida, pero Cuba es un país que, desde que estoy vivo, necesita ayuda.

[Dinastías hispanas de artistas que han traspasado las fronteras]

La cultura cubana ha sido parte de mi vida, yo escucho música cubana cada día, hablo español a diario. Usualmente cuando te conozca, alrededor de los primeros cinco minutos, te contaré que soy cubano-americano.

Es algo de lo que me siento muy orgulloso, algo que me hace sentir muy orgulloso. El 99% de la gente con la que crecí en Miami es cubano-americana, los alcaldes y representantes también eran cubano-americanos. Desde muy joven se me inculcó sentirme orgulloso de mi lugar de origen.

Tengo tres hijos y los hemos iniciado en la cultura toda la vida. Leemos libros acerca de Cuba. La mayor está empezando a aprender acerca de la experiencia cubano-americana.

Acabamos de leer un libro sobre la Operación Pedro Pan o Operation Peter Pan, que era una estrategia aérea de padres que sacaban a sus hijos de Cuba poniéndolos en un avión rumbo a Estados Unidos para que fueran a parar a un orfanato. Es una emotiva historia, ¿te imaginas poner a tu hijo en un avión hacia un país que no conoces? Pero lo que buscaban era que vivieran en una sociedad libre.

Mis hijos saben que son cubano-americanos. Sus abuelos hablan español. Ellos aman los 'pastelitos', que son unos postres cubanos. Celebramos Nochebuena, la víspera de Navidad, que en la tradición cubana está llena de cerdo asado. Asamos cerditos, aunque sea extraño para ellos les explico que es parte de nuestra cultura.

Escuchamos mucha música, les enseño a bailar (o eso intento). Sobre hablar en español es algo que estamos trabajando. Vamos a las palabras y los niños están rodeados del idioma, porque vivimos en Miami. Toma su tiempo, pero lo lograremos, la lengua es la llave de la cultura y un gran objetivo.

Quiero que aprendan a apreciar la experiencia inmigrante, ellos son nietos de inmigrantes, gente que vino a aquí, porque querían algo mejor para su familia. En español ellos lo llaman 'el exilio'. Es un tema pesado, pero ellos lo entienden.

Mis padres no hablaban inglés, no tenían dinero y aun así este país los hizo parte de su ciudadanía y les dio oportunidades. Ellos fueron profesionistas que criaron una familia que puso a sus hijos en la escuela y ahora uno de sus hijos es presentador de noticias. 

La gente siempre es curiosa acerca de lo que pasa. Esto pasa porque crees en el trabajo duro, no das nada por sentado y tienes una red de apoyo. La familia siempre ha sido lo primero para nosotros, como inmigrantes, cuando no tienes nada, pero sí tu familia, nunca olvidas eso y mantienes cerca esas relaciones. Yo hablo con mis papás casi a diario.

Amo los meses como el Mes de la Herencia Hispana, porque somos capaces de compartir y exponer nuestra cultura. Entre más compartimos nuestra cultura, más educamos a la gente y cuando la gente está educada, pierde sus prejuicios. Ello crea un mejor entendimiento de dónde provienen las demás personas.

¡Suscríbete a nuestra newsletter para recibir en tu email las últimas noticias de tus celebridades favoritas!

NO TE PIERDAS: SoundCloud preparó una gran fiesta musical para celebrar el Mes de la Herencia Hispana

Estos famosos llevan su herencia Latinx en sus venas

EN VIDEO: Dolores Del Río y Lupe Vélez: Estrellas latinas pioneras del cine de Hollywood