2015, año de grandes despedidas de la televisión latina

Dos programas de televisión estaban siempre en pantalla para el público latinoamericano, el 2015 los vio despedirse tras décadas en el aire.

Breaking News Emails

Get breaking news alerts and special reports. The news and stories that matter, delivered weekday mornings.
SUBSCRIBE

MEXICO (AP) — Pasaban gobiernos, modas y costumbres, pero dos programas de televisión estaban siempre en pantalla para el público latinoamericano: "Sábado Gigante" y "En familia con Chabelo". El 2015 los vio despedirse tras décadas en el aire.

Para generaciones enteras su presencia fue indiscutible. Bastaba con prender el televisor el fin de semana y estaban ahí, fieles como su público. Uno se podía dar el lujo de tomarse recesos de años y regresar a verlos, los niños que crecían para convertirse en padres veían a Chabelo con sus hijos, y los nietos que veían a Don Francisco en "Sábado Gigante" con sus abuelos crecían después para verlo por su cuenta. Eran un asunto íntimo para la cultura latina, tan íntimo que nunca nos detuvimos a pensar en el fenómeno de la televisión ante el cual nos encontrábamos.

"Sábado Gigante" sumaba 53 años ininterrumpidos de transmisión cuando se despidió en septiembre con la participación del presidente Barack Obama y su esposa Michelle, Enrique Iglesias, Gloria Estefan, Shakira, Marc Anthony, Laura Pausini y el alcalde de Los Angeles, Eric Garcetti.

"En familia con Chabelo" tenía más de 48 años también ininterrumpidos cuando llegó su última emisión en diciembre, con Yuri, Sabo Romo, Mariana Mallol y especialmente los juegos que caracterizaron a este programa para niños.

Los dos ostentan récords Guinness: "Sábado Gigante" como el programa de variedades de mayor duración y Chabelo como el presentador de televisión infantil de más larga trayectoria.

Gran parte de su magia radicaba en su sencillez. Con Chabelo, los concursantes participaban para llevarse un juguete o una sala; en "Sábado Gigante", no había grandes escenografías ni pantallas led, sólo números musicales y charlas. Otro gran punto en común era la interacción con el público: sin la audiencia en el foro no había show. El público no se limitaba a aplaudir a concursantes y presentadores, ayudaban a decidir, platicaban con ambos, estaban ahí y eran una parte esencial del programa. La música en vivo completaba su base, nada de producción o edición elaborada, en parte porque ambos surgieron cuando todo se hacía así en la televisión.

Quizá "Sábado Gigante" y "En familia con Chabelo" eran formatos viejos, pero seguían funcionando y el público no se había cansado de ellos, algo que sin duda anhelarían programas como "La Voz", "Minute to Win It" o "American Idol". Ante las presiones comerciales y los cambios en el público difícilmente se podrá repetir, incluso "American Idol" transmitirá en 2016 su última temporada, la 15ta, tras un descenso en su audiencia. Sin miedo a equivocarnos podemos decir que toda una era de la televisión terminó con Chabelo y don Francisco.

En Estados Unidos este año también hubo importantes despedidas en los programas nocturnos: David Letterman dejó su "Late Show" después de 33 años y Jon Stewart "The Daily Show" luego de 16 años, pero para ambos se buscó un reemplazo y la continuidad del programa como marca, una posibilidad que las empresas asociadas Univisión y Televisa habrían podido explorar para "Sábado Gigante" y "En familia con Chabelo", respectivamente.

En una entrevista en diciembre de 2014, Don Francisco comentó a The Associated Press lo que esperaba para el futuro de "Sábado Gigante":

"Yo espero cada día mejorar, estamos incorporando una nueva generación de admiradores que pueda sobrevivir la primera generación... que soy yo", dijo el presentador, quien señaló que "sería su sueño" que el programa continuara aunque él llegara a faltar. "A lo mejor no lo hace uno, lo hacen más de uno".

Meses después Univisión anunció el fin del programa sin detallar motivos. No dijo si la decisión correspondió al canal o a Don Francisco, pero un ejecutivo de la cadena, que habló a condición de anonimato porque no estaba autorizado a hacer declaraciones en nombre de Mario Kreutzberger (el verdadero nombre del presentador), expresó a la AP que el conductor chileno decidió que era hora de terminar.

En medio de una ovación el popular presentador dijo en su emisión del 18 de abril que el cierre del programa se debía a que "los tiempos han cambiado".

"Este 'Sábado Gigante' nos permitió a todas y a todos los que aquí trabajamos alcanzar sueños imposibles y es el momento de cerrar esta historia dignamente, en el mejor nivel, en el mejor nivel de las capacidades de todos los que aquí hemos trabajado y al mismo tiempo con los más altos ratings", agregó.

Con una audiencia que superaba los 2 millones de espectadores, "Sábado Gigante" era el programa de entretenimiento más visto entre los hispanos de entre 18 y 49 años, de acuerdo con estadísticas de finales de marzo de la empresa especializada Nielsen.

El 20 de diciembre el último programa de "En familia con Chabelo" atrajo a 2,1 millones de televidentes tan sólo en la zona metropolitana del Valle de México de acuerdo con la empresa HR Ratings. En noviembre Chabelo conmocionó las redes al confirmar en YouTube que se despedía de su programa.

"Todo en la vida tiene un principio y un final", dijo en el video el presentador mexicano, cuyo nombre verdadero es Xavier López Rodríguez.

El cierre de ciclos es natural, pero se les extrañará.

Copyright 2015 The Associated Press. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten or redistributed.