RESEÑA: "ASTRO BOT: Rescue Mission", la obra que muestra lo grandiosa que es la VR 

“ASTRO BOT: Rescue Mission” no le pide nada a las obras de Nintendo, está lleno de creatividad e ingenio y hace más grande a la realidad virtual.

Entre las varias demostraciones que salieron en 2016 para que los usuarios probaran las bondades del PlayStation VR, hubo una que era muy buena “The Playroom VR”. En esa colección de mini juegos estaba “Robot Rescue” un nivel que llevaba el género de las plataformas a la realidad virtual y era realmente divertido. 

La popularidad fue tan grande que Japan Studio decidió que merecía una obra completa, la cual nos llega tras año y medio de desarrollo. 

Mira también: 10 mitos sobre videojuegos desmentidos por los desarrolladores 

Bienvenidos a ASTRO BOT: Rescue Mission

En los últimos años el género de las plataformas ha sido monopolizado por Nintendo y son pocos los estudios que se atreven a competir contra los de Kyoto. Sin embargo “ASTRO BOT: Rescue Mission” no le pide nada a las obras de Shigeru Miyamoto y compañía, ya que está lleno de creatividad e ingenio

El argumento y la estructura son clásicos. La misión es recuperar partes de nuestra nave espacial y a nuestros compañeros de viaje que se perdieron durante el ataque de un extraterrestre. 

La travesía consta de cinco mundos compuestos por cinco niveles, el último siempre será un jefe final. En cada nivel hay ocho de nuestros pequeños amigos robots bien escondidos y los tendremos que buscar muy bien en cada rincón. 

Pero no seremos meros espectadores de lo que pasa frente a nuestros ojos, aunque controlamos al robot, también estaremos presentes en el escenario por medio de un avatar, de tal forma que algunos enemigos tratarán de atacarnos a nosotros, los jugadores, y con tal de nublar nuestra visión recurrirán a diferentes artimañas. 

Gracias al VR la cámara no lo controlaremos con el stick derecho, sino que lo haremos con nuestra cabeza, así que para hallar todos los secretos tendremos que pararnos, agacharnos y hasta girar 180 grados en los niveles que son verticales y horizontales

Mira también: "God of War" la obra maestra del Dios de la Guerra 

De menos a más 

Tengo que reconocerlo, los primeros tres mundos son cumplidores pero nada sorprendentes. Su dificultad es nula, por lo que prácticamente son un paseo por los bellos escenarios. Lo único rescatable son los homenajes a grandes del género como “Donkey Kong Country”, “Crash Bandicoot”, “Half Life” y “Rayman”

Sin embargo todo mejora en el cuarto y quinto mundo, son una delicia en su construcción de niveles, reto y creatividad (no diré más sobre ellos para no arruinar la gran experiencia de descubrirlos). Además los power-ups que encontramos en el camino y que se acoplan al DualShock 4 mejoran notablemente la experiencia interactiva en esas fases.

Gracias a la dificultad se siente el peso de nuestro papel como personaje inmerso en ese universo, sobre todo porque los riesgos a los que se enfrenta nuestro robot son mayores y su supervivencia depende más que nunca de nosotros

Mira también: Reseña: ¿Es Spider-Man un fuerte contendiente para juego del año?

El mejor plataformas en VR

“ASTRO BOT: Rescue Mission” no reinventa el género, pero si le aporta nuevas ideas ahora que está en VR, además de que explota todas las funciones del DualShock 4, algo que no había visto en otra obra. 

La duración es buena, aproximadamente 10 horas, pero se extiende más si quieres completarlo al 100 %, ya que para encontrar todos los secretos necesitarás de una segunda vuelta. Además en todas las fases hay un camaleón bien camuflado y al hallarlo se desbloquearán algunos niveles con retos bastantes exigentes. 

Sin duda “ASTRO BOT: Rescue Mission” es una compra obligada si cuentas con PlayStation VR (9)

 

También te puede interesar: Videojuegos más esperados del 2018.