Hay un ganador del increíble premio récord de US$1,600 millones del sorteo Mega Millions

Un afortunado habitante de Carolina del Sur, que participó en el histórico sorteo, puede declararse ganador del premio que estaba en juego.

Un afortunado habitante de Carolina del Sur, que participó en el histórico sorteo de Mega Millions, puede declararse ganador del premio de US$1,600 millones que estaban en juego, es decir, la bolsa de lotería más grande en el mundo.

Los organizadores del sorteo informaron que al menos un boleto contiene los seis números que permiten reclamar el premio: 5, 28, 62, 65, 70 y el Mega Ball, 5.

No te pierdas: Murió días después de ganar un millón de dólares en la lotería.

Aunque parece que el único ganador se encuentra en el estado de Carolina del Sur, no se han revisado los resultados en todos los estados del país, por lo que es posible que haya otros boletos premiados.

De acuerdo con el comunicado, el histórico premio rebasó el récord anterior de US$1,586 millones del sorteo Powerball jugado en junio de 2016, y supera por mucho el récord previo de Mega Millions de 656 millones de dólares de marzo de 2012.

Cabe señalar que esta persona podrá solicitar la opción de un premio en efectivo de 913 millones de dólares, o puede optar porque se los den completos, en cuotas anuales, durante 3 décadas. 

Hay que mencionar que, de no haber atinado a los números ganadores, la cifra acumulada para el siguiente sorteo se habría elevado hasta los US$2,000 millones.

Mira también: Le enseñaba a su amiga a jugar la lotería y se ganó 1 millón de dólares.

Por el momento no se ofrecieron detalles del lugar donde se vendió el boleto, además de que Carolina del Sur es uno de ocho estados donde los ganadores pueden conservar el anonimato, por lo que la identidad de la persona podría no ser revelada.

Lo cierto es que la posibilidades de salir premiado eran de 1 entre 302.5 millones, y alguien le atinó.

Para el próximo sorteo de Mega Millions, el 26 de octubre, la bolsa será de 40 millones de dólares.

EN VIDEO: Esto es lo que hace por las mañanas el hombre más rico del mundo.