Alexander Barter, el joven que buscaba en internet a una persona para matarla y comérsela

Una vez que fue arrestado, le agradeció a la policía por impedirle saciar su "sed de sangre", ya que él era "incapaz" de frenar sus impulsos.

El nombre de Alexander Nathan Barter conmocionó recientemente a los medios estadounidenses, tras ser capturado hace unos días por planear la muerte de una persona para después comérsela.

Así lo reveló Wayne Ivey, alguacil de Brevard, en el centro-este de Florida, al señalar que se trata del caso más "raro y asqueroso" que le había sucedido en su trayectoria profesional.

De acuerdo con el oficial, el joven de 21 años publicó en internet su deseo de "probar la necrofilia y el canibalismo y saber qué se sentía después de quitarle la vida a otra persona". 

No te pierdas: Los peores retratos hablados usados por la policía para capturar criminales.

Junto a ese texto incluyó dos direcciones de correo electrónico encriptadas donde pudiera ser contactado por los interesados en conseguirle alguna víctima.

Un agente descubrió su macabro plan e intentó entablar conversación con él haciéndose pasar por otro usuario. Después de haber hecho contacto, le aseguró que viajaría hasta Texas para llevarle una niña con la que pudiera cumplir sus deseos. 

Barter le aseguró, sin saber que era policía, que quería violar, matar y comerse a un niño lo antes posible, para saciar su "intensa sed de sangre". Además, aseguró que para él era sencillo deshacerse de los restos de la víctima, ya que vivía en un bosque.

Mira también: Enamórate de las criminales más sexis del mundo bajo tu propio riesgo.

De esta manera, el oficial convenció a Alexander de viajar a Texas, donde finalmente fue arrestado. Al momento de la detención le encontraron un cuchillo y bolsas de plástico.

Una vez que estaba en manos de los policías, el joven les agradeció por impedirle saciar su "sed de sangre", ya que él era "incapaz" de frenar sus impulsos.

EN VIDEO: Tras pasar 8 años en un convento decidió cambiar radicalmente de actividad.