Murió el “Elvis argentino”

Muere Sandro

Leila Cobo

Sandro, el “Elvis Presley argentino”, un cantante icónico cuya voz ha conmovido generaciones de oyentes desde los años sesenta hasta hoy, murió el lunes (4 de enero) por la noche a los 64 años en un hospital en Mendoza, Argentina. El cantante, nacido Roberto Sánchez, había sido sometido a un transplante de corazón y pulmón en noviembre, y su salud empeoró durante el mes pasado.     

                    

Sandro ganó fama en los sesenta como un cantante de rock ‘n’ roll con un estilo y movimientos de caderas comparados a los de Presley. Con el tiempo, evolucionó en un artista pop capaz de interpretar tanto baladas románticas como material más movido.
Los temas que escribió Sandro se convertieron en clásicos, incuyendo “Rosa Rosa”, “Trigal” y “Una muchacha y una guitarra”; canciones que el cantó con un toque dramático que hacía delirar a las mujeres. En 1970, Sandro fue el primer artista latino en actuar en el Madison Square Garden de Nueva York, según varias fuentes. 

                                                      

El cantante empezó su carrera a principio de los sesenta con el grupo Los del Fuego, grabando versiones en español de éxitos americanos de la época como “Love Potion No. 9” y, más tarde, “House of the Rising Sun”. En 1966, ya como solista, comenzó a interpretar las canciones más melódicas que le dieron la gran popularidad por América Latina,  y el apodo “Sandro de América”. Sandro grabó más de 30 discos y actuó en por lo menos una docena de películas. Varias generaciones de artistas han grabado sus canciones.            

Los restos de Sandro serán velados en el Congreso nacional de argentina en Buenos Aires. Le sobrevive su mujer, Olga Garaventa, y sus miles de fans.