“Del rancho pa´l mundo”

Espinoza Paz: "Del rancho pa el mundo", Billboard top Latin albums

Breaking News Emails

Get breaking news alerts and special reports. The news and stories that matter, delivered weekday mornings.
SUBSCRIBE

Joel Brito

“Del rancho pa´l mundo” es la nueva producción musical del “cantautor del pueblo”, quien  a  los tres años del lanzamiento de su álbum debut, es ya uno de los artistas más consentidos de la música regional mexicana. Esta semana debuta en el segundo puesto de Top Latin Albums.

Cuando todavía el publico está saboreando el segundo disco: “Yo no canto, pero lo intentamos”, aparece arremetiendo el tercer álbum de Paz, cuyo estandarte es el sencillo titulado: “Al diablo lo nuestro”, que seduce con una sensible introducción hablada y un coro tan pegajoso como efectivo, y un remate más que acertado: “al diablo tu, al diablo yo, al diablo todo, adiós”.

Paz inicia otra canción con charla, se trata de “Te voy a extrañar”, otra de las cartas románticas de la placa.

En el tercer tema, el compositor se enamora perdidamente de una niña bien, y se lo hace saber a través de una suave melodía.

Quizás los dos temas más arrebatadores, son los que dedica a sus progenitores. “Volver” es para la autora de sus días, es aquí donde el artista nos comparte la temprana partida de su madre: “Volver a abrazarte quisiera madrecita querida…María de la Paz Espinoza Lemus, 24 de enero del 59, 16 de enero del 96, mi santa madre, hermanos, como duele”. Difícilmente el cantante podrá interpretar este tema en vivo sin que ruede una lagrima por sus mejillas.

No menos conmovedora resulta “Esta es pa´mi viejo”, canción absolutamente verídica sobre la relación con su padre, un íntimo poema que  nace de lo más profundo del su alma.

La placa concluye con la versión grupera de “24 horas”,  en colaboración con David Bisbal, uno de los lanzamientos del reciente disco del interprete español: “Sin mirar atrás”, solo que aquí se presenta como una balada desgarradora, y no como en el álbum de Bisbal, donde incluso el ritmo se presta al baile.