La princesa Diana tuvo varios intentos de suicidio por una sola razón

Durante su matrimonio con Charles de Gales, la princesa Diana solo quería una cosa, pero él no pudo dársela. Eso la orilló a intentar suicidarse.

Ya pasaron 22 años de la muerte de la princesa Diana y entre todo su legado de ayuda humanitaria, y que sus hijos han seguido, también dejó el testimonio de que en la vida de la realeza no todo es felicidad.  

Gracias a su valor, la princesa Diana grabó y escribió varios registros de su vida íntima, por ejemplo su colaboración con el periodista Andrew Morton, quien en 1992 publicó su biografía donde confiesa que intentó suicidarse. También hizo unas grabaciones a su profesor Peter Settelen en las que reveló el infierno que vivió con Charles de Gales

TETBURY, UNITED KINGDOM - JULY 18: Princess Diana Resting Her Head In Her Hands Whilst Sitting On The Steps Of Her Home At Highgrove, Gloucestershire. (Photo by Tim Graham Photo Library via Getty Images)Tim Graham Photo Library via Getty Images / Tim Graham Photo Library via Getty Images

Foto: Getty Images

En el libro de Andrew, llamado "Diana: Her True Story", se menciona que el matrimonio de Diana y Charles se deterioró tan rápido que la princesa protagonizó cinco intentos de suicidio. 

Para poder obtener las declaraciones de Diana, Andrew Morton enviaba las preguntas por medio del doctor James Colthurst y ella grababa sus respuestas, y así no levantaron sospechas de su entonces marido. El libro se publicó un año después.
 
Todo el calvario comenzó el día de su boda el cual describió como el "peor día de su vida" y relata, "Sentí que era un cordero en dirección al matadero mientras caminaba hacia el altar, él la estaba buscando a ella, a Camilla Parker. Sabía que estaba allí".

Foto: Getty Images

También menciona que en ese momento ella solo pensaba una cosa, "Recuerdo estar tan enamorada de mi marido que no podía apartar mis ojos de él. Absolutamente pensaba que era la chica más afortunada del mundo. Que iba a cuidarme. Bueno, ¡estuve equivocada en esa suposición!".

Foto: Getty Images

También recuerda sus primeros meses de mujer casada en 1982, "Estuve muy deprimida, y traté de cortarme las venas con cuchillas de afeitar. Llovió, llovió y llovió". 

La princesa también mencionó en las grabaciones, que Charles solo acudía a la cama matrimonial una vez cada tres semanas y que no mantuvieron relaciones sexuales desde que quedó encinta.

El segundo intento de suicidio de la princesa ocurrió cinco meses después de contraer matrimonio, ella estaba embarazada. 

Todo ocurrió en medio de una discusión, durante unas vacaciones en Escocia, "Carlos me dijo que estaba llorando de modo exagerado, sin sustento. Me acuerdo que le dije que me sentía desesperada. No podía parar de llorar. Su respuesta fue: ’No te voy a escuchar, siempre haces lo mismo. Me voy a ir a cabalgar".
 
Después de eso ella se aventó por las escaleras, "Me tiré de las escaleras, pese a que sabía estaba embarazada. En ese momento apareció la reina, estaba horrorizada. Temblaba. En el fondo, yo sabía que no iba a perder al bebé, porque cuando me tiré, cuidé mi vientre con las manos. Pero a Carlos no le importó nada y se fue a cabalgar. Volvió horas más tarde y estuvo indiferente, absolutamente indiferente". 

Foto: Getty Images

En el libro se menciona que tras ese incidente las vacaciones se terminaron y regresaron a Londres, "Tuve que regresar para comenzar con un tratamiento porque estaba muy deprimida. Había intentado cortarme las muñecas con navajas".  

Otro intento de suicidio ocurrió cinco años después durante una discusión con Charles, "Necesitaba hablar con él, pero no me prestaba atención. Me decía que lloraba para llamar la atención. Así que, agarré el cuchillo de pluma que tenía en su mesita de luz y me lo clavé en el pecho y en las piernas". 

La princesa relata que ella sabía que no estaba bien, pero que parecía que nadie se daba cuenta, "Necesitaba descansar y que me cuidaran, que me mimaran un poco. Necesitaba que entendiera mi calvario y todo lo que estaba sufriendo. No soy una malcriada, fueron desesperados intentos de pedidas de ayuda. Necesitaba tiempo para adaptarme a mi nueva posición". 

MIRA TAMBIÉN:

El príncipe Harry y baby Archie son como dos gotas de agua
Meghan Markle y el príncipe Harry viajaron a Roma sin baby Archie