Kim Kardashian ganó 2 millones de dólares en cuestión de segundos

Kim Kardashian logró obtener 2 millones de dólares en cuestión de segundos con el lanzamiento de su nueva línea de fajas.

Kim Kardashian se ha posicionado en el mercado con gran éxito luego de lanzar su nueva línea de fajas SKIMS, pues no solo demostró que es una gran empresaria, también metió a su bolsillo una fastuosa cantidad de dinero en cuestión de segundos.

La solicité dejó claro que emprender en el mundo financiero fue una gran idea, pues se estima que las ganancias que obtuvo luego de que lanzara su colección de fajas, fueron alrededor de dos millones de dólares en tiempo récord.  

Según informa el portal TMZ, el nuevo negocio de la estrella de "Keeping Up With The Kardashians", fue un rotundo éxito, incluso contra su marca competidora Spanx, que facturó tan solo cuatro millones de dólares en su primer año de lanzamiento.

La primera colección de SKIMS salió a la venta el pasado 10 de septiembre, y la demanda fue tal, que toda la gente quería ser la primera en comprar la nueva ropa interior que lanzó Kardashian, por lo que el sitio web se bloqueó, obligando a la marca a retrasar el lanzamiento una hora.

TMZ agregó que ninguno de los miles de productos que estaba a la venta en el sitio web tenía un precio superior a los 100 dólares. Después de la euforia de la gente por adquirir las fajas, el inventario inicial de SKIMS se agotó por completo, por lo que actualmente tratan de reabastecerse.

Una fuente del sitio aseguró que, los números generados por la también madre de cuatro no tienen precedentes para otras marcas de ropa interior en su rango. Lo que demuestra la gran influencia que tiene la mujer de 38 años, pues su marca representa una ventaja al ser comercializada y realizada por ella, quien es la encargada de otorgarle el reconocimiento y el valor, con su imagen.

El portal afirmó que aparentemente, Kim y su equipo ya están trabajando para reponer los productos lo antes posible para que la colección esté siempre disponible.

Originalmente la esposa de Kanye West nombró a su línea de fajas "Kimono", pero decidió modificarla después de que el nombre generara polémica.  En una declaración al diario The New York Times, Kardashian señaló que si bien, entendía la importancia de lo que representa un Kimono para la cultura japonesa, en ese entonces, no estaba dispuesta a modificar el nombre de su negocio.

Finalmente, tras ser motivada por el escándalo mediático en las redes sociales, en donde usuarios se referían a su marca con el hashtag #KimOhNo, la empresaria tomó la mejor decisión al cambiar su anterior título por SKIMS.

"Siempre estoy escuchando, aprendiendo y creciendo", escribió Kim en una publicación de Instagram, "Aprecio mucho la pasión y las variadas perspectivas que la gente me brinda", agregó.

La madre de North, Saint, Chicago y Psalm confesó que esperaba que le a la gente le gustara su trabajo, pues las fajas representaban una combinación entre sensualidad y comodidad. Todo indica que no se equivocó al trabajar en ese mercado, al que también incluyó a mujeres reales para modelar, como Marie Alice Johnson, la mujer a la que convirtió en modelo de su marca después de ayudarla a salir de la cárcel.  

En entrevista para Cosmopolitan, Kardashian explicó que sabía perfecto lo que quería hacer con su nueva línea de ropa, "Sé lo que quiero en esta área, y ese no es el caso con todos los proyectos en los que trabajo", mencionó la famosa.

También te puede interesar:

Kim Kardashian y Kanye West compraron una finca millonaria

Kim Kardashian confesó varios secretos en entrevista con Kanye West