RESEÑA: "Kingdom Hearts III", la luz y la oscuridad se enfrentan por última vez

En el 2002 cuando comenzó la aventura de Sora, Kairi y Riku por los mundos de Disney, tras años de espera llega el final. ¿Ha valido la espera?

Fue en el 2002 cuando comenzó la aventura de Sora, Kairi y Riku por el universo de Kingdom Hearts; han pasado ya 17 años de ese lanzamiento, 16 videojuegos de la saga y por fin tenemos en nuestras manos la tercera parte, el final del épico viaje de Sora por los mundos de Disney. ¿Ha valido la pena la espera? En esta reseña lo descubriremos. 


La luz y la oscuridad 

Si no has jugado las dos versiones numeradas anteriores y los otros videojuegos de la saga, puede que te encuentres un problema para comprender el enredado argumento principal de "Kingdom Hearts III". No te preocupes, en la obra se encuentra un resumen de todo lo que ha pasado, cubriendo las partes más importantes, aunque no es suficiente, ayuda a seguir el hilo y te deja con ganas de revisar los juegos pasados. 

Por otro lado las historias de los mundos de Disney que visitaremos son muy disfrutables, algunas presentan el mismo argumento que el de las películas, mientras que otras son historias originales. 

Mira también: "God of War" la obra maestra del Dios de la Guerra 

Comenzamos tras los eventos de "Kingdom Hearts 3D: Dream Drop Distance". Sora ha perdido una importante habilidad para derrotar a Xehanort y necesita encontrar una forma para recuperarla, así que Master Yen Sid lo envía a buscar a una persona que también haya perdido su poder y lo haya recuperado. 

Y así arranca la odisea final de Sora en compañía de sus inseparables amigos Donald y Goffy en el Olimpo de Hércules, lugar donde se librará la primera batalla de la luz y la oscuridad

Un vaso incompleto 

"Kingdom Hearts III" es un juego muy divertido pero solo si se selecciona el nivel de dificultad más alto, de otra forma, en dificultad normal, las peleas se pueden ganar solamente con machacar botones y sin estrategia, así que están advertidos. 

El combate básicamente se centra en atacar con la llave espada en el momento ideal y en esquivar los embates enemigos, eso sí siempre cuidando la salud de nuestro personaje y la del resto del equipo. En esta ocasión la novedad es la aparición del ataque con atracciones, podremos usarlas luego de golpear a un enemigo aleatorio que tiene un aro verde rodeándolo.

Las atracciones obviamente están inspiradas en juegos de Disney Land: Viking Ship, Roller Coaster, Coffee Cup y Shooting Ride. Cuando las activamos aparecen con una animación muy vistosa, sin embargo son poco útiles para derrotar enemigos. Eso sí cuando las usemos nuestros amigos recuperaran su salud. 

Un elemento que vuelve son las invocaciones, esta vez podremos llamar a Simba, Ralph, Ariel, entre otros. Su uso es gratificante, ya que al invocar al ayudante nuestra salud se recupera por completo y sus ataques sí dañan significativamente a los enemigos.

Kingdom Hearts III no está exento de errores. El diseño de los primeros niveles es malo, básicamente esos primeros mundos son pasillos llenos de batallas con los mismos enemigos de toda la saga, los Heartless. 

Mira también: RESEÑA: "ASTRO BOT: Rescue Mission", la obra que muestra lo grandiosa que es la VR

Lo peor es que los mundos que adolecen de ello son los basados en películas de Pixar: Toy Story y Monsters Inc. A eso hay que sumarle que desaprovecharon sus licencias, las cuales, según Tetsuya Nomura, director y creador de la saga, tardaron 10 años en tramitarse

Las primeras horas se siente como una obra vieja y no lo negaré, dan ganas de apagar la consola y no regresar. Pero hay algo que te detiene a hacerlo y es esa aura mágica que ha rodeado a la obra de Nomura: el carisma de los personajes y claro el deseo de desenredar la compleja trama basada en el poder de la amistad. 

Los corazones 

Cuando "Kingdom Hearts III" se acerca al clímax, todo mejora. En el universo de "Big Hero 6" encontraremos una historia original y un pequeño mapa abierto de San Fransokyo

Luego toca visitar a Ana y Elsa de "Frozen", en Arendelle. Ahí reviviremos la historia de la película  con todo y el gran momento musical de Let It Go

Y la corona sin duda se la lleva Jack Sparrow de "Pirates of the Caribbean", donde entra una nueva mecánica de juego: manejar nuestro propio barco pirata en el mar abierto. 

Lo que tienen en común esos tres universos es que en sus argumentos originales los corazones son muy importantes: Elsa congela el corazón de Ana; Jack Sparrow quiere el corazón de Davy Jones; la personalidad de Baymax depende de su chip/corazón programado por Tadashi Hamada. 

Mira también: Reseña: ¿Es Spider-Man un fuerte contendiente para juego del año?

En ellos la mitología de Kingdom Hearts encaja a la perfección y no solo abonan a la aventura de Sora, sino que el mismo Sora y todo su contexto, aportan nuevos elementos a esas historias que ya conocíamos y expanden la complejidad de esos universos de Disney. Ahora mismo no puedo imaginarme una secuela de "Big Hero 6" que deje a un lado lo ocurrido en "Kingdom Hearts 3".

Lo mejor viene en el tramo final y es que Tetsuya Nomura lo ha venido cocinando desde hace 17 años. Sin duda es lo mejor de la obra, que se convierte en un auténtico Boss Rush con peleas verdaderamente espectaculares y muy desafiantes. Es todo lo que puedo decir. 

Un placer audiovisual 

Gráficamente es una obra muy hermosa, basta con mirar los tráileres para comprobar que Square Enix ha sacado lo mejor del Unreal Engine, aunque claro siempre nos quedará la duda de saber cómo corría el título en el Luminous Engine.
La banda sonora no decepciona. Hace 17 años la cantante japonesa Hikaru Utada nos había marcado con Hikari como tema principal del primer juego, esta vez lo vuelve a hacer pero con dos grandes temas Face My Fears y Chikai

   

Por otro lado los mundos de Disney cuentan con sus bandas sonoras propias, algunas con pequeñas modificaciones. Pero sin duda cumplen como acompañamiento. 

¿Ha valido la espera? 

"Kingdom Hearts III" tuvo un tiempo de desarrollo de 13 largos años, algo que se puede notar en sus fallas y en sus instantes más brillantes. ¿Qué si ha valido la espera? Sí, la ha valido. 

Al final Tetsuya Nomura pudo desenredar todo su argumento, y eso implicaba mucho trabajo ya que la cantidad de personajes importantes que hay en la obra es enorme; a cada uno le dio un buen desenlace. Además deja todo listo para su próximo arco argumental que seguramente veremos en un futuro Kingdom Hearts IV. (8)

También te puede interesar: Mira por qué “God of War” ya es considerado el mejor juego de PlayStation 4