Guía Completa

Embarazo en forma

Nunca fue más cierta la afirmación de que los ejercicios físicos son fuente de vida que cuando conversamos con Erika Boom, entrenadora personal especializada en la preparación física de las mujeres durante y después del embarazo. Estar físicamente en forma en el momento del parto es fundamental para garantizar un alumbramiento feliz y sin complicaciones.

Los ejercicios reportan muchos beneficios para la salud de la madre y para el desarrollo del bebé durante todo el período de gestación. A través de una adecuada combinación de pesas, calistenia, abdominales y estiramiento, la madre no sólo mantiene altos niveles de energía y alcanza una preparación óptima para el parto sino que también controla el peso corporal así como la hipertensión arterial y la diabetes, entre otros de los padecimientos que pueden aparecer durante el embarazo y que entrañan grandes riesgos.

Según la especialista Erika Boom, los ejercicios no suponen ningún perjuicio para las embarazadas, no obstante, ella les exige a sus alumnas el visto bueno del obstetra que las atiende ya que algunos problemas como la placenta previa, por ejemplo, impiden la realización de esfuerzo físico.

Le preguntamos a Erika cuál era el momento ideal para que la embarazada comenzara su preparación física. Para esta entrenadora personal certificada la respuesta fue fácil: Mientras más pronto, mejor. Sin embargo, nos contó que las primerizas tienden a comenzar a ejercitarse después de las 13 semanas de embarazo.

Por último Erika nos dio una excelente noticia: Las mujeres que practican ejercicios durante el embarazo tienden a perder peso más rápidamente después del parto. Como ella también conduce clases especializadas para mujeres después de haber dado a luz, ha podido constatar que las que se mantuvieron físicamente activas y con buenos niveles metabólicos recuperan su figura de una forma mucho más fácil y rápida.

Para consultas: erikaboom@belly-n-kicks.com

cerrar