Guía Completa

Amores de oficina

Por Mayte Prida

Es normal que las personas nos sintamos atraídas al sexo opuesto. Así estemos en una relación estable de pareja, casados o sin compromiso, la belleza física y la atracción se manifiestan en nuestras vidas continuamente. Y como todos estamos expuestos a esto, debemos estar dispuestos a desarrollar nuevas amistades aunque estemos dentro de una relación de pareja. Esto ocurre frecuentemente dentro de la oficina, lugar en donde pasamos la mayor parte del día.

El problema surge cuando una simple amistad cruza esa finísima línea de respeto y cortesía y se convierte en algo más. Sobre todo, cuando alguna compañera/o de trabajo comienza a pasar demasiado tiempo compartiendo las labores cotidianas. Hay personas que desean lo que no tienen, y sobre todo cuando la "presa" a conseguir se encuentra en un momento vulnerable.

Por eso mismo hay que tener cuidado en la cantidad y la calidad de tiempo que se invierte en alguien del sexo opuesto que no es nuestra pareja porque a final de cuenta en este plano existencial estamos dentro de un cuerpo humano que siente y vive como tal. Por eso como digo yo "todo con moderación, incluso la moderación" y esto se aplica a las relaciones con el sexo opuesto. ¿Te has enamorado alguna vez en la oficina? Yo ¡Si!

cerrar