Santiago Mendoza Santiesteban

Sensible y cálido, Santiago estudia música y es su pasión desde niño, desde que en un accidente perdió dos dedos de su mano y fue gracias a la música que superó su trauma. A pesar de la oposición de su padre, quien siempre ha creído que la música es un hobby agradable, pero como profesión es una ridiculez y más en el caso de Santiago, vive empeñado en convertirse en músico profesional y progresar en su oficio y desprecia la vida de empresa y de posición de su padre, lo que hace que la relación entre ambos sea tensa y distante.

Cuando Enrique abandona a su madre, Santiago lo toma como una afrenta contra la familia y se niega a perdonarle su falta de compromiso con una mujer que le ha entregado su vida. Por eso cuando Victoria y Jerónimo comienzan su relación, Santiago la acepta y hasta la aplaude, pues considera que su mamá, igual que cualquier mujer, tiene derecho a ser feliz. Además porque él mismo siempre se ha sentido atraído por Camila y al lograr su propósito de estar con ella, se enamora irremediablemente de esa mujer mayor y experimentada que tiene tanto por enseñarle. Ante el rechazo suave de Camila, Santiago se deprime, pero es cuando conoce a Estrella, una mujer de su edad, quien lo regresa a la tierra y con quién puede llevar una relación más tranquila. O al menos eso cree él.