MARTÍN ACERO (Miguel Varoni)

Telemundo, telenovela, Mas sabe el diablo, Gaby Espino, Jencarlos Canela, Miguel Varoni

Un diablo de apariencia y corazón de hierro

Desde niño fue perezoso e irresponsable, el típico hijo consentido de su mamá, quien creció bajo protección excesiva al punto de la mala crianza. Martín siempre se consideró “demasiado” como para tener que rebajarse a acatar órdenes de profesores o figuras de autoridad, sin imaginarse que su padre moriría y el apoyo incondicional que le daba para hacer su voluntad, ya no lo encontraría... el mundo de fantasía y lujos en que creyó viviría siempre, se desplomó por las deudas interminables que su padre dejó sin pagar.

Graciela, su madre, tuvo que recurrir al primo lejano de su marido y padrino de su hijo para no renunciar a la vida de lujos, por eso Anibal termina ayudándolos a salir adelante. Su apoyo le da la oportunidad a Martín de viajar a los Estados Unidos a estudiar y unido a su astucia por escalar posiciones dentro de la empresa que maneja el padre de Manuela, hace todo por ganarse su confianza y demostrarle que él debe ser el sucesor como presidente de la empresa. Como una manera de sellar su suerte, se compromete con Manuela, la hija de Aníbal.

Tras la fachada de gran ejecutivo de Martín, Aníbal desconoce que el verdadero mundo de su futuro yerno es oscuro e ilícito, pues su empresa de consolidación de carga del conglomerado Dávila Enterprises, Inc. es en realidad la fachada para la exportación de mercancía, electrodomésticos y aparatos electrónicos a Latinoamérica. Martín recibe todo esto de los robos que hacen ladrones expertos de su banda delictiva, donde él se conoce como “El Hierro”.

El encantador Martín es un ladrón de cuello blanco, que logra todo lo que quiere con su falsa amabilidad y simpatía. Desde que era adolescente convencía a cualquier mujer para llevarla a la cama, incluyendo a Esperanza, la humilde empleada doméstica de su casa que le da un hijo a quien conoce muchos años después.

Él nunca se ha enamorado y usa a las mujeres para sus propósitos y deseos sexuales o financieros, historia que repite con Manuela, a quien ve como símbolo de la riqueza y el poder de su familia. Pero la vida jugará con sus pasiones y le atravieza a la mujer que le hace perder la cabeza, Marina. Lo que no imagina, es que sus pecados del pasado y del presente se unen para destruirlo y llevarlo a punto del suicidio.