Guía Completa

Los mejores alimentos para comer durante un cambio de clima

Si estás buscando perder peso o simplemente comer más saludable, celebre el bello clima con comidas sanas que le encantarán a tu familia.

El mes de mayo trae muchas actividades al aire libre como parrilladas y celebraciones, incluyendo el día de las madres y fiestas de graduación. Con el verano a la vuelta de la esquina, ahora es el momento para asegurarse que todo esté listo. Si estás buscando perder peso o simplemente comer más saludable, celebre el bello clima con comidas sanas que le encantarán a tu familia. Sigue las siguientes recomendaciones en todo el mes de mayo para mejorar tu salud.

Por: Anabelia Aguillon

Vegetales cocidos

Las parrilladas ofrecen una oportunidad para impresionar a tu familia con tus habilidades en la parrilla. ¿Sabías que hay una gran variedad de frutas y verduras que se pueden cocer a la parrilla? Por ejemplo, ponga chile campana, elotes o cebollas en la parrilla caliente, sazónelos con hierbas y cocínelos hasta que estén de color marrón. También puedes envolver en aluminio rebanadas de calabaza, zanahoria, o tomate. Cocínelas en la parrilla con un poco de sazón por 6-8 minutos o hasta que las verduras estén al gusto.

¡Frutas a la parrilla!

¿Sabías que puedes cocinar fruta a la parrilla? Haga brochetas con rodajas de piña, durazno, y naranja cocinadas con fuego lento hasta que la fruta esté caliente y de color dorado. Con la gran variedad de frutas y verduras en esta época del año, es fácil llegar a comer las cinco porciones recomendadas de frutas y verduras al día.

Beber mucha agua

El agua es uno de los nutrientes más esenciales del cuerpo. De hecho, es la sustancia más abundante en el cuerpo que representa hasta un 75% del peso corporal. En este clima, olvídate de los refrescos o jugos azucarados. En los días calurosos, es fácil ser creativo. Puede crear deliciosas bebidas que están llenas de antioxidantes y que ayudan a combatir enfermedades. Agréguele sabor y color a su jarra de agua con simplemente añadir fresas, arándanos, rodajas de naranja, o pepino a tu agua.

Alimentos hidratantes

No hay que olvidar que incluso varios alimentos también pueden proveer parte de tu necesidad diaria de agua.  Por ejemplo el 95% de la lechuga es agua. Además de ayudar en las necesidades de hidratación, es también una fuente de vitamina A, ácido fólico, y antioxidantes. Por lo tanto, asegúrese de ofrecer una ensalada fresca en tus comidas durante el mes de mayo. Otros alimentos ricos en agua incluyen la sandía, la toronja y el brócoli.

La maravilla del yogur

El yogur es una gran fuente de proteína y calcio. Además, muchos yogures se realizan con probióticos activos. Cuando se habla de probióticos o bacterias "buenas", se refiere a los organismos que pueden resultar en un beneficio para la salud cuando se consumen en cantidades adecuadas. Este componente puede beneficiar tu estado general de salud, especialmente la salud gastrointestinal.

Prueba el yogur griego ya que ofrece aproximadamente el doble de la cantidad de proteína que yogur regular.  Será un excelente bocadillo después de tu ejercicio.  Recuerda que tu cuerpo necesita la proteína para construir y reparar los músculos que estuvieron activos durante el ejercicio.

Recién preparada no procesada

Mientras que los alimentos procesados ​​pueden ofrecer más comodidad, si analizas el costo, por lo general es más barato y más saludable preparar esos mismos alimentos en casa. Además, los alimentos procesados ​​contienen demasiado sodio, que es algo importante de tomar en cuenta si tienes presión arterial alta. De acuerdo a la Asociación Americana del Corazón, el 75% del sodio en la dieta estadounidense proviene de la sal añadida a los alimentos procesados ​​o comidas de restaurantes. En otras palabras, muchas veces ni siquiera sabemos la cantidad de sal que estamos comiendo. Y mientras es bueno eliminar el salero de la mesa, sólo estás recortando una pequeña porción de tu consumo de sodio diario.

El sodio se puede encontrar en sopas enlatadas, aderezos para ensaladas, algunos quesos, tocino, jamón, carnes, y paquetes de papas y pasteles. Por lo tanto, asegúrate de leer la etiqueta de nutrición. Un producto "bajo en sodio" debe tener no más de 140 miligramos por porción. Para reducir tu consumo de sodio compra más frutas, verduras, productos de granos enteros, productos lácteos, y carnes que son bajas en grasa. Y recuerde comer más comidas en casa. Los alimentos preparados en la casa pueden ser naturalmente bajos en sodio en comparación de comida instantánea ya preparadas. 

Conoce los mejores alimentos hidratantes aquí

cerrar