Guía Completa

La transición de cuna a cama puede ser difícil, estos son tips para ayudar con el proceso

La transición de cuna a cama puede ser difícil. Para facilitar este cambio, se debe lograr que el niño se sienta cómodo y seguro en su nueva cama.

La transición de cuna a cama puede ser difícil. Para facilitar este cambio, se debe lograr que el niño se sienta cómodo y seguro en su nueva cama.

Saber cuándo hacerlo

Si tu hijo ya puede salirse de la cuna, es hora de hacer el cambio. Si quieres, puedes intentar con una cama para niños pequeños en lugar de una para adultos. Hay varias camas económicas para niños y muchas son el tamaño adecuado para que puedas usar el colchón de la cuna.

Dejar que tu hijo inicie la transición

Si tu hijo no sale solo de la cuna, no lo cambies todavía. Si aún no te pide cambiar de cama, no es necesario hacerlo. Estará más feliz si forma parte de la decisión y evitarás un trauma por hacerle madurar antes de tiempo.

Hacerlo por pasos

Es un poco difícil que se acostumbre a una cama grande inmediatamente después de usar la cuna. Si quieres puedes usar el colchón solo sobre el piso al inicio para que se acostumbre al colchón. Pregúntale si le gusta su nuevo colchón. Deja que te vea sacar la cuna y se acostumbre a la cama nueva. Estará más cómodo con la idea si está acostumbrado a su nuevo lugar.

Cuando salga de la cama

Si tu hijo sale de su cama nueva y ronda la casa a oscuras durante la noche, toma este consejo de nuestra usuaria Janet: “Cuando mis hijos empezaron a caminar por las noches porque no querían estar en su cama, compre una reja y la coloqué en la entrada de su cuarto para que no pudieran salir en la noche. Si es necesario compra dos y coloca una encima de la otra.”

¿Tienes algún consejo para otras mamás que estén pasando por esta transición? Compártela con nosotras.

cerrar