Cómo tratar lastimaduras que le pueden ocurrir a tus hijos

¿Qué hacer si le ocurre esto a tu hijo? Te traemos todos los detalles para que sepas qué hacer frente a estas situaciones.

Te traemos esta información para que sepas qué hacer frente a estas situaciones:

Picaduras de abeja
Si una abeja pica a tu hijo, extrae el aguijón con el borde grueso de un cuchillo o la orilla de una tarjeta de crédito.
Lava el área con jabón y agua y luego ponle gasas frías para aliviar cualquier incomodidad leve.
Después aplica medicamento contra picaduras de insectos. Tu hijo puede sentir comezón, enrojecimiento o inflamación en el área de la picadura.
Si tu hijo presenta una alergia en la piel o en cualquier otra parte que no sea el sitio original, consulta con su doctor.

Cortaduras y raspones
Para cortaduras y raspones menores, lava la herida con agua fría y jabón para eliminar la suciedad.
Luego aplica un antiséptico o pomada antibiótica y cubre con un vendaje estéril que no se pegue a la piel.
Si la cortadura o el raspón son más grandes, aplica presión durante diez minutos para detener la hemorragia, usando una tela limpia o tu mano.
Coloca la herida bajo un chorro de agua y cúbrela con un vendaje estéril. Debes consultar con su pediatra si la hemorragia continúa.

Quemaduras
Si tu bebé tiene una quemadura menor, sumerge el área quemada en agua fría y luego aplica unas gasas frías.
Las quemaduras con ampollas, en las manos, pies, rostro o genitales o cualquier quemadura en un bebé menor de un año de edad deben ser examinadas
de inmediato por el pediatra.

Hiedra venenosa
El contacto con hiedra venenosa a veces provoca manchas rojas que causan comezón en los brazos y las piernas y hasta se pueden convertir en ampollas.
Es importante que todos los miembros de la familia que hayan rozado la planta se den una ducha tibia con jabón y que todo lo que haya sido tocado desde
el contacto inicial (juguetes, ropa y toallas de baño) se laven. 
Aplica loción de calamina para reducir la comezón y corta las uñas de tu hijo para reducir la irritación que puede causarse si se rasca.

Astillas
Lava el área que rodea a la astilla y luego adormécela con una bolsa de hielo.
Intenta retirar una astilla pequeña con una aguja esterilizada. No retires las astillas grandes tú misma; visita a su pediatra para que las retire.

Garrapatas
Con el uso de pinzas puntiagudas, sujeta a la garrapata tan cerca de su boca y tu piel como te sea posible y jálala con suavidad.
No uses tus dedos ni intentes aplastar a la garrapata. Si no cuentas con pinzas, usa un pañuelo desechable, papel, hoja o toalla de papel.
Después de retirar a la garrapata, aplica algún antiséptico en el area.
A las garrapatas les toma alrededor de 24 horas en transmitir la enfermedad de Lyme.
Si te has infectado, uno o más de los siguientes síntomas puede presentarse en los días o semanas posteriores a la mordida: fatiga, escalofríos y fiebre,
dolor de cabeza, dolor en músculos y articulaciones, nódulos linfáticos inflamados y urticaria circular.
Si se desarrolla cualquiera de estos síntomas, busca atención médica de inmediato.

¿Te pareció útil el artículo? Comenta aquí.