¡Conoce! Donde vacacionar durante el embarazo

No te olvides consultar con tu pareja y recuerda que lo principal es que se diviertan mucho sin arriesgar tu salud ni gastar excesivamente ¡Felices vacaciones!

Te traemos algunas sugerencias para tomar unas vacaciones durante el embarazo: 

Antes de escoger donde vacasionar con tu pancita, hay algunos factores que debes considerar:

- El tiempo de gestación (la etapa más indicada para viajar, según los expertos, es durante el segundo trimestre)

- Permiso de tu doctor, si fuere necesario. Además, pídele que te revise antes de viajar para saber si ha habido cambios en tu cérvix  

- El clima del lugar adonde quieres ir y las condiciones médicas que existen

- La duración del viaje en relación a tu embarazo

- El tipo de actividades que estás en condiciones de realizar, sin poner en peligro tu embarazo

- Tus preferencias y las de tu pareja

- El presupuesto familiar

- Si quieres un viaje de relajamiento (tú y tu pareja solos) o si viajan con los niños (en caso que no estés esperando a tu primer bebé)

Considerando que estés en el segundo trimestre y todo está en orden con tu embarazo: no tienes náuseas, estás saludable, en el peso adecuado, no sufres de infecciones ni el médico diagnosticó tu embarazo de alto riesgo, entonces puedes elegir según tus preferencias y que lo permita tu presupuesto.

Si es en el verano, las playas del caribe en hoteles con todo incluido son siempre una buena opción. Si vives en la Florida, las islas vírgenes no quedan lejos y puedes tomar un crucero de 7 días (recuerda revisar las restricciones del puerto en cuanto a embarazadas).  Las Bahamas es otra opción, con 4 días es suficiente para conocer la isla. Para un verdadero paraíso tropical están Antigua y Anguilla u Ocho Ríos en Jamaica.

Si vives en la costa este de los Estados Unidos, las playas de la Florida son ideales, en especial las que están en el centro, pues son menos frecuentadas durante todo el año. 

Si vives en la costa oeste y no quieres embarcar en un vuelo largo, las playas rocosas de California ofrecen un ambiente familiar y relajante.  

Hay hoteles cuyos spas ofrecen masajes especiales para embarazadas, entre ellos está, the Golden Door Spa at the Naples Grande Resort and Club en Naples, Florida.

Al optar por las montañas, Vermont o Colorado son buenas opciones para el excursionismo. Si crees que esta actividad te resultará fatigante, simplemente elige descansar en una hamaca bajo la sombra. Recuerda que siempre puedes realizar con moderación las actividades que te gustan. Claro, sin poner a riesgo tu embarazo. Si crees que te expondrás a cualquier peligro, consulta a tu médico.

¿Un viaje cultural? El viejo continente siempre es lo ideal, pero dado tu barriguita, quizás es mejor dejar el tour por Europa para después que nazca tu bebé. Sin embargo, si de todas formas decides ir, Berlín es una opción ideal.  Es muy tranquila y llena de historia con una culinaria excepcional para todos los paladares.  Sus calles no son tan agitadas como las de París o Madrid y su cielo no tan gris como el de Inglaterra.  Si optas por el mediterráneo, la isla de Chipre (Cyprus) es perfecta para unas vacaciones que ofrecen playas paradisiacas, historia y buena comida. 

Recuerda que si vives en las Américas, no tienes que ir tan lejos en busca de historia y cultura.  En lugares como, Perú y México hay abundancia de ambas. Canadá, por ejemplo ofrece un poco de todo, aunque no hay playas, tiene los Grandes Lagos y las Cataratas del Niágara, los cuales vale la pena visitar durante cualquier temporada.   

Una opción no muy buena son los parques temáticos. No podrás montar las montañas rusas y te agotaras demasiado.

No te olvides consultar con tu pareja y recuerda que lo principal es que se diviertan mucho sin arriesgar tu salud ni gastar excesivamente ¡Felices vacaciones!

 

¿Qué te parecieron estas sugerencias? Cuéntanos cuál es tu vacación ideal?