Cómo limpiar la losa del baño, Lee aquí sobre cómo limpiar manchas en áreas difíciles

La mejor manera de que la losa luzca tan nueva como el primer día es a través de la prevención y el mantenimiento antes de que se vea sucia hasta que adquiera moho o manchas.

Te damos consejos para limpiar áreas difíciles con los productos adecuados:

La mejor manera de que la losa luzca tan nueva como el primer día es a través de la prevención y el mantenimiento antes de que se vea sucia hasta que adquiera moho o manchas. Límpiala regularmente, aunque sea con un rápido espray desinfectante, las áreas más utilizadas como, la entrada de tu casa o la bañera.

Cuando se trata de limpiar el grout, empieza con productos más suaves antes de emplear limpiadores con químicos fuertes. Para una limpieza ligera diaria, mezcla un poco de cloro en agua y guarda la solución en una botella con espray. El cloro desinfesta, así que rosea tu bañadera después de ducharte para evitar el moho y mantener la lechada blanca. El cloro descolora la lechada con color.

También, puedes diluir vinagre en agua, en partes iguales, para desinfestar. Rosea la solución con un espray en la losa y deja que se asiente por diez minutos. Después, según cuan forzado sea el trabajo, restriega con un cepillo o esponja. Enjuaga y seca.

Para una limpieza profunda, mezcla bicarbonato, sal y vinagre y crea una pasta. Úntala en el área sucia y descolorida y luego friega en moción circular con un cepillo de cerdas. Al igual que cuando limpias el cemento, enjuaga y seca bien para evitar el hongo y el moho.

Si tienes manchas difíciles de quitar o un área grande enlosada, es hora de sacar el armamento mayor: limpiadores a vapor. Estos aparatos son multifacéticos; pueden limpiar pisos, refrigeradores, madera, lavamanos de porcelanas e inodoros. Además te ahorran el tiempo de limpieza y los químicos fuertes. Para una limpieza ocasional, puedes rentar un limpiador a vapor profesional. También puedes comprar uno por tan sólo $25 dólares.

No olvides la losa del patio: la suciedad y el moho se pueden apoderar de la lechada de la losa exterior. Usa un rascador para sacar lo sucio y el moho de esas áreas difíciles. Limpia las superficies menos sucias con la ligera solución de vinagre y agua y un cepillo firme. 

¿Qué te parecen estas sugerencias? ¿Cómo mantienes la limpieza?