¡Infórmate! Sobre como debes viajar durante el embarazo

Según American College of Obstetrics and Gynecology, el segundo trimestre (de 18 a 24 semanas) es la etapa más segura para viajar durante el embarazo.

Lee aquí sobre algunas precauciones que debes tomar al viajar embarazada

Fuente: Centro para el control de enfermedades (CDC)

Según American College of Obstetrics and Gynecology, el segundo trimestre (de 18 a 24 semanas) es la etapa más segura para viajar durante el embarazo.  Durante este tiempo, existe menos riesgo de aborto o parto prematuro. Además, durante el tercer trimestre se recomienda que la embarazada esté cerca de donde pueda ser atendida medicamente.

Antes de viajar, es importante considerar los riesgos asociados y la calidad de los servicios médicos en el lugar o ciudad de hospedaje. Es esencial consultar con tu obstetra para obtener un permiso de viaje, pues la mayoría de las aerolíneas y compañías de cruceros lo exigen.

Al viajar en avión:

- Busca tu comodidad: usualmente, en los asientos en la mitad del avión se siente menos turbulencia. Estira las piernas y camina cada media hora, para evitar calambres.

- Mantente hidratada para evitar un aumento de presión arterial, el cual ocurre debido a la altura.

- Debido a la altura tú y tu bebé recibirán menos oxigeno; prevé si necesitarás oxigeno adicional.

- Revisa la póliza de la aerolínea: las restricciones de vuelo para embarazadas cambian por cada una y muchas exigen autorización de tu doctor.

Al viajar en barco:

- Cerciórate que el crucero tenga personal médico especializado en atender complicaciones de embarazo o parto. Pregunta cuán rápido responden a una emergencia en caso que tengas que ser aerotransportada.

- Revisa la ruta de expedición e identifica si hay algún puesto de salud donde te puedan atender.

- Cerciórate que los medicamentos para el mareo estén aprobados para embarazadas.

- Las bandas para el mareo utilizan puntos de acu presión y ayudan a evitar malestar estomacal.

- Al igual que las aerolíneas, los puertos también exigen autorización de un médico y las restricciones para las embarazadas pueden variar. 

 

Problemas de salud que puedes enfrentar al viajar:

- Fatiga

- Acidez

- Indigestión

- Estreñimiento

- Secreción vaginal

- Calambres en las piernas

- Aumento en la frecuencia de orinar

- Hemorroides

Los síntomas que requieren atención urgente:

- Sangramiento

- Dolor abdominal o calambres

- Coágulos

- Contracciones

- Ruptura de membrana

- Hinchazón excesiva de las piernas

- Problemas de visión o dolor de cabeza

Consejos para tu bienestar y seguridad mientras viajas:

- Evita el agua y las comidas que pueden estar contaminadas: consume sólo alimentos bien cocinados y productos lácteos pasteurizados y evita las ensaladas, para evitar infecciones como, la toxoplasmosis y listeria, las cuales  pueden  ser muy perjudiciales durante el embarazo.

- Hierve el agua para evitar diarrea: la deshidratación producto de esta puede alterar el flujo sanguíneo de la placenta. En caso de que ocurra, se recomienda la rehidratación vía oral con caolín y pectina.

- No viajes sola: se recomienda que viajes al menos con un adulto como acompañante

- No pierdas tus citas prenatales: prevé si necesitaras cuidados médicos al llegar a tu destino final y quien lo proveerá.

- Revisa tu póliza de seguro médico: cerciórate que te cubra mientras viajas embarazada y que también cubrirá al bebé si naciera en otro país.

- Al llegar, repórtate a la clínica disponible: si estás en tu tercer trimestre, las instalaciones médicas deben ser capaces  de atender cualquier complicación y hasta realizar una cesaría.

- Conoce tu grupo sanguíneo (tipo de sangre).

- Inmunización: hay ciertas regiones como África subsahariana y el Amazonas, donde aún existen enfermedades como, la fiebre amarilla.  Se recomienda que las embarazadas no las visiten al menos que sea extremadamente necesario.  Consulta con tu obstetra para determinar cuáles vacunas pueden ser o no perjudícales para tu bebé. En caso que decidas viajar sin vacunarte, obtén un documento de tu médico justificando tu decisión.

 

¿Qué te parecieron estas sugerencias? Cuéntanos tu experiencia