Adolescentes entre los 12 y 14 años: los hitos del desarrollo

Lee estos consejos sobre cómo ayudar a tus hijos en la dificil etapa de la adolescencia.

Infórmate sobre como aconsejarlos durante esta etapa tan difícil:

Fuente: centro para el control de enfermedades (CDC)

En la adolescencia, durante las edades de 12 y 14 años, ocurren muchos cambios a nivel físico, emocional, mental y social. La pubertad desata un inevitable cambio hormonal, a través del cual los varones experimentan crecimiento de vello púbico y la voz se les profundiza. En el caso de las mujeres, comienzan a desarrollar los senos y a muchas les llega por primera vez la menstruación.

Todos estos cambios los hacen sentir vulnerables, pues se preocupan por su imagen y la percepción de otros. Debido a esto, a muchos les afecta la influencia de otros y en ocasiones recurren al consumo de alcohol, drogas, cigarros y las relaciones sexuales.  Entre otros retos que enfrentan, están los trastornos de alimentación, la depresión y problemas de identidad y autoestima. Durante esta etapa ellos escogen sus amistades, sus pasatiempos, deportes favoritos, intereses de estudio u otros.

Cambios emocionales y sociales que experimentan:

- Preocupación con su apariencia personal, imagen y vestimenta

- Egocentrismo: a veces son muy exigentes con ellos mismos y otras les falta seguridad

- Cambios repentinos de humor

- Son menos cariñosos con los padres

- Se estresan más a menudo por las tareas escolares

- Se deprimen con más frecuencia, esto afecta sus calificaciones, además pueden recurrir al consumo de alcohol o drogas y al sexo sin protección

- Desarrollan trastornos de alimentación (anorexia, bulimia etc.)

Sus pensamientos y aprendizaje:

- Son capaces de pensar complejamente

- Pueden expresar mejor sus sentimientos a través del dialogo

- Saben diferenciar mejor entre el bien y el mal

Algunos consejos para padres:

- Se honesto al hablar sobre temas como las consecuencias del sexo sin protección (háblale sobre las enfermedades venéreas, el embarazo en edad adolescente, las consecuencias del alcohol, las drogas y el hábito de fumar).

- Anímale a ser parte de un equipo de deporte, a crear una rutina de ejercicios.

- Dale responsabilidades en el hogar con tareas domésticas como cortar el césped, lavar los platos, limpiar su cuarto, cuidar la mascota o lavar el carro.

- Exígele que tiene que comer en la mesa con toda la familia. Esto le crea cierta disciplina, la cual le servirá en otros momentos de su vida, además es la hora en la que pueden conversar y enterarte de sus planes, preferencias o de cómo le va en la escuela.

- Insiste en conocer a sus amigos y los padres de estos; invítalos a tu casa y asegúrate que sean buena compañía.

- Muéstrale interés por todo lo relacionado con su escuela, no sólo sus calificaciones, sino también su vida social.

- Ayúdale a elegir mientras le dejas que tome sus propias decisiones.

- Recuerda que el respeto se gana, no se exige; respétalo (no le regañes delante de sus amigos). Respeta sus gustos, opiniones y ten siempre en cuenta sus sugerencias al planear actividades, viajes o salidas.  No significa que tengas que hacer siempre su voluntad, sino que le escuchas y quieres que se sienta a gusto.

La seguridad es lo primero:

Sin importar que edad tenga tu hijo, siempre te sentirás responsable por su seguridad y bienestar. Estos son algunos consejos para ayudar a protegerlo:

- Enséñale sobre la importancia del cinturón de seguridad; muéstrale videos sobre el impacto en caso de accidente y lo que ocurre cuando se está sin cinturón.  Los accidentes causan la mayoría de las muertes entre los adolescentes de 12 a 14 años.

- Exígele que use casco de protección en caso que les guste patinar, esquiar, montar bicicleta o patineta, o realizar cualquier deporte que lo requiera. Las lastimaduras a causa de practicar deportes o actividades al aire libre son muy comunes en esta etapa.

- Háblale sobre el sexo sin tapujos. Recuerda, lo que tú no le digas, lo aprenderá de sus amigos o en la escuela. Lo mejor es preguntarle para enterarte de lo que ya sabe, y a partir de ahí contesta las preguntas que pueda tener. Explícale los riesgos que conlleva el sexo sin protección, la promiscuidad, etc.

- Explícale el peligro de las drogas, el alcohol, el conducir a alta velocidad o enviar mensajes de texto mientras maneja (en un par de año quizás esté detrás del volante)

- Aconséjale sobre las buenas amistades y la importancia de rodearse de personas positivas que le aporten utilidad y armonía. Desanímale a tener amistades que ejercen mala influencia.

- Debes saber siempre dónde está y si hay un adulto supervisando; planea cuando le recoges y a qué hora tiene que estar en casa.

- Pon reglas para cuando esté sólo en casa: cómo lidiar con emergencias como incendios y el traer o no amigos a la casa.

¿Qué te parecieron estos consejos? Cuéntanos tu experiencia con tu adolescente