Owen Wilson en Venecia con "She's Funny That Way"

El director Peter Bogdanovich, parte de una generación que le inyectó fibra al cine estadounidense en la década de 1970, revive la banalidad y la diversión de las clásicas comedias chifladas con su más reciente filme, "She's Funny That Way".

Por JILL LAWLESS, Associated Press

VENECIA, Italia (AP) — Las películas... ya no las hacen como antes. Bueno, Peter Bogdanovich sí.

El director, parte de una generación que le inyectó fibra al cine estadounidense en la década de 1970, revive la banalidad y la diversión de las clásicas comedias chifladas con su más reciente filme, "She\'s Funny That Way".

La cinta, que tuvo su estreno mundial el viernes en el Festival de Cine de Venecia, se centra en una "call girl" aspirante a actriz que consigue un papel en una producción de Broadway dirigida por un cliente, interpretado por Owen Wilson. La obra es protagonizada por la esposa del director (Kathryn Hahn) y su viejo interés romántico, un actor británico libertino interpretado por Rhys Ifans.

A esto se suma un juez obsesivo, un detective privado inepto y una terapista con problemas de ira (interpretada por una graciosísima Jennifer Aniston) y — para simplificar la trama cada vez más enredada — suceden payasadas.

Bogdanovich, quien se hizo un nombre en 1971 con el clásico de pueblo "The Last Picture Show" ("La última película"), dijo que estaba tratando de volver al punto de partida, a las comedias de Howard Hawks y Preston Sturgess — cintas de una era pasada, piensa, antes de que Hollywood perdiera su rumbo.

"Las comedias de hoy básicamente dependen mucho de chistes sobre fluidos corporales y vulgaridad, y de que el apéndice quede atrapado en la cremayera", dijo el director de 75 años a The Associated Press durante una entrevista en Venecia. "Es fácil hacer reír con ese tipo de cosas porque conmocionan. A mí me gusta la comedia de carácter".

"She\'s Funny That Way" recuerda a películas previas de Bogdanovich como "What\'s Up, Doc?" ("La chica terremoto" o "¿Qué pasa doctor?") y "Noises Off" ("Detrás del telón"), y recibió grandes carcajadas de su primer público de periodistas — aliviado, quizás, tras días de películas dramáticas. La crítica estuvo dividida. The Guardian la encontró "rancia y anticuada", pero el Evening Standard de Londres la calificó "un triunfo, una comedia chiflada retro que fácilmente iguala a los clásicos del género".

La película marca el regreso a la pantalla de Bogdanovich, que no había estrenado nada en más de una década.

La cinta, originalmente titulada "Squirrels to the Nuts", ha tenido un largo génesis. Bogdanovich y su entonces esposa Louise Stratten originalmente escribieron el guion para John Ritter y Cybil Shepherd. El director lo engavetó tras la muerte de Ritter en el 2003, pero luego pensó que Wilson sería el indicado para darle vida.

"Es uno de los muy pocos actores que es como un astro del cine chapado a la antigua, porque tiene una personalidad que parece muy fuerte", dijo Bogdanovich.

Wilson es un veterano de la comedia, pero dijo que las exigencias de la cinta, con sus tiradas de puertas, diálogos superpuestos y ritmo acelerado, le parecieron refrescantes.

"Una persona sale por esta puerta, y aquí hay otra persona — cuando lo estás haciendo, en cierto modo te hace cómico", dijo Wilson.

"La emoción que se siente es un poco como los deportes", añadió. "Creo que saca al niño que uno tiene por dentro, al que le gusta ese tipo de actuación".

"She\'s Funny That Way" transcurre en una Nueva York idealizada donde el sol siempre brilla, siempre hay taxis disponibles y todo funciona.

Es una película que invita al público a seguir su ritmo. Lo mismo le pidió al reparto — y Hahn dijo que cumplieron.

"Exigió que nos rindiéramos a un género que es un poco nostálgico", dijo la estrella de "Parks and Recreation". "Sólo supe que tendría que usar otros músculos de la comedia".

Relató que no había tiempo para "el descubrimiento de improvisaciones casuales. Una de verdad tenía que dar en el clavo porque el ritmo era tan importante".

Si el público acoge la cinta, sería el tiempo de Bogdanovich de nuevo. Y en el cine, el tiempo lo es todo.

"Le han preguntado a un par de actores cómo dirijo", dijo Bogdanovich. "Y Joanna Lumley dijo, \'Bueno, principalmente dice, más rápido querida\'. Y es verdad. Hay que acelerar el ritmo. Frank Capra solía decir que el cine enlentecía las cosas".

"Así que si haces algo a ritmo normal parecerá más lento. Hazlo un poco más rápido y parecerá normal. Si quieres que sea rápido, tienes que acelerarte de verdad".