Guía Completa

Alejandro Sanz clama contra los 'abusos' del sistema

El artista saca a relucir su indignación ante los escándalos de la clase política

El artista saca a relucir su indignación ante los escándalos de la clase política.

Aunque la ilusión que le produce su nueva aventura paternal -Alejandro Sanz espera su segundo hijo con Raquel Perera- podría haberle ayudado a relativizar los problemas del mundo, el cantautor madrileño ha vuelto a hacer una nueva exhibición de su carácter combativo al arremeter duramente contra todos aquellos "servidores públicos" que, a su juicio, abusan constantemente de su privilegiada posición.

"Cuando veo los abusos que cometen algunos mal llamados servidores públicos, no puedo evitar pensar en que, j****, cómo está el servicio", publicó el popular cantante en su perfil de la red social Twitter, un comentario que podría estar relacionado con los entresijos de la política española, pero que fue rápidamente suscrito por seguidores de todo el mundo. "La cruda realidad es que esto ocurre a diario y en todos los países", le dirigió con resignación un internauta de Perú.

En los últimos meses, Alejandro se ha embarcado en todo tipo de cruzadas para defender aquellas causas en las que cree fervientemente, como demostró con su reciente expedición al Polo Norte junto a un equipo de la organización ecologista Greenpeace, sus posteriores llamamientos a una mejor conservación del planeta y, sobre todo, sus enfrentamientos con el gobierno ruso tras la encarcelación de varios activistas de la misma agrupación.

"Haz como yo y exige a Rusia la liberación inmediata de los 30 miembros de Greenpeace que fueron detenidos injustamente. Firma la petición, se enfrentan al menos a siete años de cárcel'', publicaba recientemente en su espacio personal.

Pero el mayor de sus objetivos ha sido siempre el de acabar con la descarga ilegal de sus canciones, un reto que le llevó en su momento a enfrentarse dialécticamente con políticos y ministros de todo el arco parlamentario y, por si no fuera suficiente, a calificarles de "cobardes" por ser demasiado permisivos con la piratería.

"Qué cobardes los políticos españoles, no van a votar la ley de protección a la propiedad intelectual porque es impopular. Eso es de cobardes e hipócritas", escribía en su perfil de Twitter en pleno debate social sobre los límites de internet.

cerrar