Guía Completa

No podía vivir sin cocaína: Demi Lovato

Demi Lovato sigue causando estupor con sus declaraciones acerca de su adicción a las drogas y al alcohol, sus trastornos alimentarios, sus desequilibrios emocionales y su tendencia a lesionarse.

12 DIC (MEX) .- Demi Lovato sigue causando estupor con sus declaraciones acerca de su adicción a las drogas y al alcohol, sus trastornos alimentarios, sus desequilibrios emocionales y su tendencia a lesionarse. En el programa "Access Hollywood", la ex chica Disney confesó que no podía vivir sin cocaína. "Podía esconder mi consumo de drogas y llevármelas donde fuera. Incluso las llevaba conmigo en los aviones. Básicamente las pasaba de contrabando y no podía esperar a que todo el mundo en primera clase se durmiera para drogarme ahí mismo. Entrar al baño y hacerlo. Tenía un acompañante sobrio que me vigilaba las 24 horas del día los siete días de la semana y vivía conmigo. Aun así, yo podía esconderlas de esa persona", comentó la juez de "The X Factor". Su sombría realidad y el peligro de morir se le reveló en plena gira con The Jonas Brothers. "Iba al aeropuerto, me tomé una botella de soda llena de vodka y eran apenas las nueve de la mañana. Empecé a vomitar en el auto, y esto era simplemente para abordar un avión de regreso a Los Ángeles, a la casa de sobriedad donde estaba alojándome. Y tenía toda la ayuda del mundo, pero no la quería. Llegué a ese momento cuando ya ni siquiera era divertido hacerlo sola", indicó. También habló de cuando comía compulsivamente y, al sentirse infeliz con su cuerpo, comenzó a vomitar y a ayunar: "Era una batalla loca la que se desataba dentro de mí. Fue muy difícil, a veces vomitaba pura sangre y me di cuenta de que, si no me detenía, iba a morir", apuntó la cantante. Ahora, ya sobria y en total control de su vida, Demi promueve su libro autobiográfico "Staying Strong: 365 Days a Year" y desea ser un modelo a seguir para la juventud. Elia Fless / Mezcalent.com Prohibida su reproducción parcial o total. La copia o distribución no autorizada de este artículo y su correspondiente imagen infringe los derechos de autor.

cerrar