Buick Regal GS 2014

Prueba de manejo del Buick Regal GS 2014, auto que recibe un nuevo motor turbo de 259 caballos de fuerza.

1. Nuevo motor turboalimentado

Buick añade un nuevo cuatro cilindros Turbo de 259 hp, que sustituye a los anteriores turbos de 222 HP y de 270 HP (reservado a la versión GS). Este nuevo propulsor se convierte en el único motor disponible, si exceptuamos la opcional mecánica E Assist híbrida de 2.4 litros.

 

Por lo demás, los cambios del modelo 2014 se centran en reforzar el nivel de equipamiento, en el añadido de un nuevo tablero de instrumentos con pantalla táctil de 8 pulgadas y en la incorporación de la tracción integral de manera opcional a todos los modelos Turbo.

 

2.  Variante GS

Nuestra unidad de pruebas se correspondía con la variante GS. Al perder el motor de 270 HP y compartir el mismo Turbo de 259 HP, esta variante se distingue del resto simplemente en detalles estéticos y en el nivel de equipamiento para acentuar sus diferencias. Prestaciones, consumos y hasta la suspensión de orientación deportiva son compartidos con el resto de los Regal.

 

Así, el GS presume de elementos exclusivos como rines de 19 pulgadas, amortiguadores adaptativos, sensores de aparcamiento frontales, frenos Brembo frontales, paneles laterales del color de la carrocería spoiler trasero, asientos y volante deportivo.

 

3. Precios

El precio de un Buick regal GS de tracción delantera es de 37830 (7,000 dólares más que el Regal básico). Por este precio obtienes un auto tremendamente equipado al que pocos extras más se le podrían añadir, salvo sistema de entretenimiento trasero. Añadir la tracción integral significa desembolsar unos 2,300 USD más y superar por apenas unos 200 USD la barrera de los 40,000.

 

Impresiones de manejo

Nuestra unidad de pruebas se correspondía con el Buick Regal GS de cambio manual y tracción delantera (la tracción integral sólo está disponible en modelos con cambio automático), con tres modos de conducción.

El nuevo propulsor turboalimentado no aporta tanta novedad al Regal GS cuanto al resto de la gama. De hecho, el Regal GS 2014 pierde unos cuantos caballos respecto al modelo anterior en el intento de Buick de otorgar una única mecánica para toda la familia. En la prueba que hicimos a la versión GS en 2012, ya destacamos su potencia y respuesta en casi cualquier circunstancia.

Ahora con el nuevo motor de 259 HP se mantienen los estándares deportivas asociados a un motor Turbo y se mejora levemente los niveles de consumo.

No es el más refinado de los cuatro cilindros turbo del segmento pero con un 0 a 60 mph en torno a los 7 segundos (décimas arriba, décimas abajo dependiendo de si la medición se hace sobre una versión con cambio automático o manual y tracción delantera o integral), está más que capacitado para la gran mayoría de las situaciones de manejo. Su consumo de combustible es de 20 mpg en ciudad y 21 en autopista (en una unidad como la nuestra con cambio manual), que, combinados, totalizan 24.

Un registro normal para un sedán de medio tamaño con motor Turbo.

 En uso diario, el Regal GS se desenvuelve con suavidad y soltura. Es un modelo cómodo como cualquier otro sedán de su tamaño y nivel de potencia. Nos gusta su dirección ligera y precisa. También llama la atención por su compostura y confianza en el paso por curva.

No es un auto que maravillará por su dinamismo, desempeño o confort de marcha como hacen los sedanes del segmento inmediatamente superior (Audis, BMWs, Mercedes), pero en el suyo creemos que está por encima de la media.

 Nuestra unidad de pruebas carecía de la tracción integral, otro elemento destacado que añadir en el haber del nuevo Buick Regal GS, en especial, por la versatilidad de uso que una transmisión de este tipo otorga.

 

Interior bien dotado

Además del motor, el otro apartado donde Buick ha puesto más énfasis ha sido en el interior. Si ya el anterior Regal nos parecía sofisticado en la línea del Verano y del Lacrosse, el nuevo modelo 2014 acentúa esa opinión.

Cuenta con un tablero de instrumentos completamente rediseñado en el que los mandos están dispuestos de una manera más racional. El manejo parece más sencillo comparado con la presentación del modelo anterior. La calidad de los materiales es sobresaliente en la línea de un modelo Premium.

La nueva pantalla táctil de 8 pulgadas también sirve para manejar el sistema de infotenimiento IntelliLink, también renovado para incorporar funcionalidad deslizantes al estilo de un móvil y sistema de reconocimiento de voz.

Los asientos delanteros son cómodos y, en terreno sinuoso, sujetan considerablemente bien el cuerpo. Las plazas traseras parecen estar un poco más apretadas de lo que debieran en un auto de 190 pulgadas de longitud y 73 de anchura.

Sin duda la pronunciada caída del tercer volumen de este sedán compromete el espacio a disposición de los ocupantes; también la visibilidad trasera.

El espacio para carga, con 14.2 pies cúbicos está en la media del segmento. La boca de la cajuela, sin embargo, resulta demasiado estrecha y dificulta la colocación de objetos.

Rivales

La marca Buick ha hecho un esfuerzo notable por colocar a su Buick Regal en el segmento de entrada de los sedanes de lujo. El esfuerzo es loable y le ha ayudado a elevarse por encima de la mayoría de su segmento, pero compararse con las realizaciones de Mercedes, BMW, Lexus o incluso con el Cadillac ATS, son palabras mayores.

Sus principales rivales serían aquellos modelos como el Acura TSX o el Volvo S60, situados a medio camino entre los primeros y los sedanes de medio tamaño, llamémosles más convencionales.

 

Nos gusta

Motor turbo alegre

Calidad de los materiales del interior

Nivel de dotación

 

Nos gustaría

Más espacio trasero

Boca de cajuela más ancha

Mejor visibilidad trasera

 

Por qué comprarlo

Con las mejoras de 2014, el Buick Regal, y más aún vestido de la guisa de Regal GS, ofrece un plus de exclusividad y sofisticación de los que carecen algunos de sus rivales generalistas.

No está a la altura de un Serie 3 o Audi A4, pero tiene un comportamiento ciertamente refinado, un interior bien rematado y una dotación sofisticada que lo hace una opción muy interesante en su segmento. Si buscas un sedán de medio tamaño, con ciertas dosis de distinción y un alegre desempeño, el Regal GS es una opción interesante.