Jeep Patriot 2014

Uno de los más económicos de su segmento y off roads.

El Jeep Patriot se mantiene en el mercado a pesar de los rumores de discontinuación. Sin apenas cambios visibles desde la última prueba que le hicimos en 2012, el modelo más barato de Jeep sigue siendo también uno de los más económicos de su segmento y uno de los más off roads.

Con estos atributos y pese a las críticas, pocos modelos presentan unas credenciales tan claras.

 

El modelo 2014 prácticamente es idéntico al Patriot que probamos en 2012, si exceptuamos la transmisión. Incluso el motor es el mismo el 2.4 litros, sólo que, en aquella ocasión, lo probamos acoplado a la opcional caja CVT y, ahora, hemos podido manejarlo con la nueva caja de cambios automática de seis velocidades, la única novedad del modelo 2014.

 

Realmente, el nuevo Patriot con caja automática se siente mas poderoso. La aceleración no es tan perezosa y el sonido del motor parece más refinado. Definitivamente es un salto adelante, en términos de refinamiento y respuesta, pero también en cuanto a consumos. El Patriot pasa de los 20 mpg en ciudad y 23 en carretera a los 21/27. Una mejora considerable.

 

Por lo demás, las sensaciones de manejo del Patriot son bastante similares a las que experimentamos en su momento. Y es que si exceptuamos la transmisión, el modelo de Jeep permanece inalterado. Es decir, nos sigue pareciendo un auto atractivo por su dureza, sus cualidades off road y, en especial, su precio (arranca en 16,000 USD, aunque nuestra versión de prueba con acabado Latitude y AWD subía hasta los 27,375 USD). Pero, a nuestro juicio, le sigue faltando una mejor economía de combustible, algo más de refinamiento y, definitivamente, más fuerza, fallas que han mejorado levemente con la transmisión automática.

 

Puedes leer todas las sensaciones en nuestra prueba sobre el Jeep Patriot 2012.