Cadillac XTS V-Sport 2014

Prueba de manejo del Cadillac XTS V-Sport 2014.

El XTS es la apuesta de Cadillac para brillar en el refinado mercado de los grandes sedanes de lujo. En esta “vitaminada” versión VSport, las cualidades de este modelo resaltan aún más.

 

LAS CLAVES DEL CADILLAC XTS V-SPORT 2014

 

1. Nuevo buque insignia de Cadillac

 

El Cadillac XTS es el sedan de lujo de gran tamaño de la marca americana. Es el nuevo buque insignia de la compañía ya que viene a situarse como tope de gama en sustitución de los discontinuados DTS y STS.

 

2. Un único motor V6, dos opciones de potencia

 

Disponible en una única motorización (un V6 inyección directa de gasolina de 3.6 litros), Cadillac pone a disposición de los compradores dos variantes, una de 304 HP y una turboalimentada que rinde 410 HP, reservada para las variantes V-Sport.

 

Nuestra unidad de pruebas precisamente se correspondía con esta última. El motor está asociado a una tracción integral, salvo en el nivel más básico, en el que sólo está disponible en tracción delantera.

 

3. Niveles de acabado y precio

 

Como es normal en Cadillac, los niveles de acabado son profusos y variados. En el nivel Base, el comprador ya dispone de luces de xenón, amortiguadores adaptativos , tapicería de cuero, sistema de “infotenimiento” CUE de  , climatizador dual, entre otros.

 

La dotación va haciéndose más lujosa conforme aparecen nuevos acabados, como el Luxury, el Premium y, como tope, el Platinum.

 

Según esto, el precio de un Cadillac XTS varía de los 45,525 USD de una versión Base con motor V6 convencional hasta los 69,095 USD de un XTS Vsport AWD Platinum.

 

AL VOLANTE DEL CADILLAC XTS V-SPORT 2014

 

Lo primero que llama la atención el Cadillac XTS es que, a pesar, de su imponente estampa y volumen, al volante se siente un auto pequeño. No pequeño en dimensiones, sino en agilidad de movimientos, gracias a una dirección comunicativa, a la suspensión adaptativa y a un motor que responde inmediatamente.

 

Con 369 libras pie de torque, la fuerza de este propulsor turboalimentado es contundente, sobre todo, porque se entrega ya a 1,900 rpm y se mantiene casi en todo su apogeo hasta las 5.600 rpm.

 

A partir de ese régimen la caja de cambio entra en funcionamiento y selecciona la siguiente relación.

 

A pesar de su deportividad, el XTS V-Sport no deja de ser un lujoso sedán capaz de proporcionar un viaje sosegado y confortable. Consabidas ventajas de la suspensión adaptativa.

 

Con 202 pulgadas era de esperar que el volumen interno fuese abundante. Tres adultos encontrarán acomodo en la fila trasera sin ningún tipo de problemas. Con 18 pies cúbicos de cajuela, el XTS es uno de los referentes del mercado.

 

El diseño del interior es atractivo y moderno, incluso vanguardista. El opcional cuadro de mandos digital es llamativo y sorprendentemente funcional. El sistema de infotenimiento CUE se maneja desde la pantalla táctil de 8 pulgadas ubicada en la consola central e integra sistema de navegación (en las unidades que cuentan con este componente), teléfono, radio y sistema OnStar. Además, la utilización de los botones táctiles es similar a los de una Tablet.

 

Debajo de la pantalla central existen unos mandos sensitivos parecidos a los mandos de MyFord Touch o MyLincoln Touch que sirven para también controlar el climatizador y el equipo de audio. Su uso cuando se va manejando puede ser algo complicado y poco práctico, ya que, en ocasiones, implica desviar los ojos de la carretera para saber a qué estamos pulsando.

 

En cuanto al equipamiento, nuestra XTS V-Sport se correspondía con el acabado Premium y contaba, además, del equipamiento estándar con manetas iluminadas, asientos traseros calefactados, sensores de lluvia, luces adaptativas, climatizador en tres zonas, sistema de navegación, control de voz, sistema de sonido,  entre otros. Un acertado paquete opcional de asistencia al conductor añadía varios sistemas y elementos dirigidos a la seguridad de los ocupantes, como control de crucero adaptativo y frenado automático en caso de colisión a bajas velocidades que venía a complementar un apartado, el de seguridad, bien completo de serie con control de estabilidad y de tracción, airbags, frontales, traseros, laterales de cortina, y de rodilla frontales.

 

Por último, el sistema onStar también es estándar e incorpora notificación automática en caso de accidente, asistencia en carretera, asistencia en caso de robo, cierre remoto de las puertas, entre otros.

 

Nuestra unidad de pruebas montaba además control de crucero adaptativo con freno automático a bajas velocidades.

 

Rivales

 

Con 202 pulgadas de longitude y la vitola de auto de lujo, este sedan de gran tamaño viene a competir con modelos como el Chrysler 300C, Linkoln MKS o Hyundai Genesis. Exceptuando el modelo de Lincoln, el XTS es un modelo más caro y, en cierto modo más lujoso, aunque todavía un escalón por debajo de los Series 7 de BMW, Clase S de Mercedes, A8 de Audi o LS de Lexus.

 

¿Quién lo compraría?

 

El Cadillac XTS (y en especial esta version V-Sport) es un modelo que proporcionará a su comprador prestaciones deportivas, estilo moderno y vanguardista (tanto interior como exterior), y una dinámica de manejo. Además, con un precio que no llega a los 70,000 (a no ser que lo plaguemos de lujosas amenidades) el modelo es una ganga si lo comparamos con los sedanes premium alemanes.

 

Quienes estén dudando entre el XTS convencional y este V-Sport y no vean justificación a los 6,000 dólares de diferencia, les diremos que la respuesta de este turboalimentado y las cualidades deportivas del auto merecen el desembolso.