Guía Completa

Fiat 500 Abarth 2013

Prueba de manejo del Fiat 500 Abarth 2013.

Durante una semana hemos tenido la oportunidad de montarnos en uno de los autos más sensuales y llamativos del mercado. Es el Fiat 500 Abarth, el ejemplo palpable de que para ser atractivo el tamaño no importa. 
 

Las claves del Fiat 500 Abarth

1. Variante más potente

El Abarth es la version tope de gama de la familia Fiat 500. Disponible en carrocería coupé y Cabrio, cuenta con el mismo motor de 4 cilindros y 1.4L que anima al resto de la familia, pero incorpora un turbo que permite elevar la potencia de 101 HP de la version convencional a 160 HP y el torque de 98 a 170 lb-pie. Con 114 hp por litro de potencia específica está en disposición de competir con los hot hatch más destacados del mercado.

2. Detalles únicos

El Fiat 500 Abarth está plagado de detalles que lo diferencian del Fiat 500 convencional Además de suspensión deportiva y motor turboalimentado destacamos fascias delanteras y traseras propias, gráficos y emblemas (sí, el logo del famoso escorpión), asientos tipo baqué, volante de cuero de tres radios o costuras de la tapicería en color rojo.

Como elementos opcionales, el comprador puede optar por innumerables extras, desde la línea roja que cruza longitudinalmente el Abarth, tapicería de cuero, rines de 17 pulgadas de aluminio forjado, neumáticos de medidas 205/40 o sistema de navegación Tom Tom, todos ellos incluidos en nuestra unidad de pruebas.

3. Precios

El precio de un Fiat Abarth 500 en carrocería coupé es de 22,000 USD, pero obviamente, quien se compra un modelo de estas características no se queda ahí, sino que se gasta unos cuantos dólares más en personalizarlo. Así, crear un Abarth como el de nuestra unidad de pruebas significa añadir otros 5,000 dólares a la cuenta final.

Al volante del Fiat 500 Abarth

Corazón americano

La versión americana del Fiat 500 Abarth monta un motor 1.4 litros con sistema MultiAir y turboalimentador con 18 psi de presión máxima, lo que le permite alcanzar 160 HP a 5,500 rpm. Más allá de las cifras, lo interesante es constatar como el Fiat 500 Abarth que se vende aquí en USA cuenta con 27 HP que la versión que se vende en Europa.

Más aún, este motor está producido en la factoría de Chrysler en Michigan. Por lo que podemos decir que este 500 Abarth tiene corazón americano.

Impresiones de manejo

La traducción práctica de la acción del turbo y de los 160 HP es una suficiencia total en cualquier circunstancia de manejo. La entrega de fuerza es contundente a casi cualquier régimen. Una sexta marcha habría sido indicada por motivos de consumos, pero las cinco relaciones con las que cuenta esta caja están bien escalonadas.

Si vemos la cifra de potencia específica 114 HP por litro, este Fiat 500 Abarth se encuentra en el justo medio de los hot hatchs más radicales del mercado.

Mini Cooper JCW = 1.6L, 208 HP, 192 lb-pie, 130 HP por litro

Ford Focus ST: 2.0L, 252 HP, 270 lb-pie, 126 HP por litro

Hyundai Veloster Turbo: 1.6L, 201 HP, 195 lb-pie, 125HP por litro

MazdaSpeed3: 2.3L, 263HP, 280 lb-pie, 121 HP por litro

Fiat 500 Abarth: 1.4L, 160 HP, 170 lb-pie, 114 hp por litro

Mini cooper S = 1.6L , 181 HP, 177 lb-pie, 113 HP por litro

Volkswagen GTI: 2.0L, 200 HP, 207 lb-pie, 100 HP por litro

Con una suspensión 40 por ciento más rígida que en las versiones convencionales, el Fiat 500 se comporta razonablemente bien. Se trata de un auto muy ligero, pero que tiene como contraparte un reparto de pesos un tanto desigual de 64/36, con lo que notamos una ligera tendencia hacia el subviraje (acentuado, creemos, por motivos de confort de marcha).

Aún así, el Fiat 500 Abarth tiene un paso por curva ágil y la dirección resulta gratificantemente comunicativa y rápida. El sistema de frenos compuesto de discos ventilados delanteros de 11.1 pulgadas, delante, y discos de 9.4 pulgadas detrás es contundente. Su resistencia a la fatiga es notable.

No es un hot hatch al uso, ya que no da rienda suelta a toda la deportividad que podría llevar encerrada y los asientos son más confortables que deportivos –les falta más agarre lateral-, pero proporciona buenas dosis de diversión.

Además, cuenta con un sistema de potenciación del sonido que sale del escape que hace girar las cabezas. Así cuenta con una radicalidad, al menos auditiva, que contribuye a acentuar el look agresivo de este pequeño gigante.

Lo mires por donde lo mires, el Fiat 500 Abarth es un ejercicio estético sensacional, con una dosis de diversion de la que pocos modelos del mercado pueden presumir.

Nos gusta

Sonido del escape

Detalles estéticos

Motor vigoroso

Nos gustaría

Asientos con más agarre

Mejor reparto de pesos

Conclusión

Disponible en dos versiones (cabrio y coupé), el Abarth es la variante más deportiva, llamativa y picante de todas cuantas conforman la gama Fiat 500. No vamos a negar que al éxito de este peculiar modelo ha contribuido la maquinaria de marketing de Fiat apoyada en la espectacular modelo rumana Catrinel Menghia, pero también es cierto que el Fiat 500 Abarth tiene un conjunto de atributos que van más alla de lo puramente estético.

Quizás no está en disposición de combatir de tú a tú con los hot hatchs más radicales del mercado (lease Focus ST, Minic Cooper JCW o MazdaSpeed3), pero con una potencia específica de 114 HP/litro y un sonido embriagador, podemos asegurar que, cuando menos, hablarán de él cada vez que pase por la calle.

Fuente: http://queautocompro.com

cerrar