Buick Encore 2013

Prueba de manejo del Buick Encore 2013.

A nuestras manos llega la arriesgada apuesta de Buick en el mercado de los SUV más pequeños. Es el Encore, un curioso crossover que mantiene las señas de identidad de la marca, aunque con el objetivo de llegar a un público más joven. 

Las claves del Buick Encore 2013

1. Crossover compacto

Buick aterriza en el mercado de los crossovers compactos con un modelo atípico en su gama, el Encore, un auto de apenas 168 pulgadas de longitud.

Eso sí, a pesar de sus reducidas dimensiones, el Buick Encore esgrime unas cotas de habitabilidad similares a las de crossovers de 180 pulgadas.

2. Motor de 4 cilindros

El Buick Encore está disponible en una única motorización. Se trata de un 4 cilindros de 1.4 litros turbo que rinde 138 HP, acoplado a una transmisión automática de seis velocidades. El MPG de este modelo es 25/33 (ciudad / carretera)

3. Precio

El Buick Encore base tiene un precio de partida de 24,100, aunque existen otros tres acabados que van incrementando el costo final de manera proporcional al nivel de equipamiento. El último de ellos, el Premium, tiene un precio de 28,190.

Precisamente, la unidad probada cuenta con este nivel, aunque con el añadido de unos opcionales rines de 18 pulgadas y sistema de navegación, alcanza los 30,730 USD.

Al volante del Buick Encore 2013

Interior marca de la casa

A pesar de sus reducidas dimensiones, lo primero que llama la atención en este Buick Encore es lo bien distribuido que está el espacio interior. No hay que olvidar que mide 168 pulgadas de longitud, nada más y nada menos que 10 menos que un Honda CR-V o 11 que un Mazda CX-5 por poner algún ejemplo destacado del mercado de crossovers compactos.

A pesar de eso, el Encore promete un habitáculo confortable, con espacio para piernas similar al de los anteriormente mencionados crossovers. Incluso la capacidad de carga es notable.

Obviamente para lograr este espacio interno, algún sacrificio debe hacerse y este bien en forma de capacidad de carga. La cajuela cuenta con 18.8 pies cúbicos de cajuela, lejos de los 34 pies cúbicos de un Mazda CX-5, por poner un ejemplo

Con la fila de asientos traseros completamente plegada (y formando un piso plano con el suelo de habitáculo) se extienden hasta 48.4 pies cúbico, todavía muy por detrás de los modelos anteriores.

Al menos, cuenta con la opción de escamotear también el asiento del pasajero para poder transportar objetos alargados.

La vida a bordo es placentera. Los asientos son cómodos y están en un plano elevado, por lo que la visibilidad, a pesar, de la forma peculiar de este crossover está asegurada.

Como es norma en la casa Buick, el Encore está muy bien dotado de equipamiento. Cuenta con ciertos detalles de modelo lujoso, más aún en el acabado Premium de nuestra unidad de prueba, de obligada elección para quien desee algo más de personalidad.

De serie cuenta con rines de aleación de 18 pulgadas, control de crucero, climatizador dual dirección telescópica con ajuste en inclinación, reglajes eléctricos y memoria para los asientos delanteros, pantalla táctil de siete pulgadas, arranque remoto, luces antiniebla, tapicería de cuero sensores de lluvia, sensores de ayuda al aparcamiento, tanto delanteros como traseros, sistema de advertencia de posible colisión frontal, aviso de cambio indeseado de carril, entre otros. Realmente, algunos son elementos no muy habituales en este segmento.

La calidad de los materiales utilizados también acentúa esa sensación de modelo de altos vuelos. Una pantalla táctil de 7 pulgadas asegura la dosis de sofisticación necesaria para ser catalogado como un modelo Buick. Desde ahí se controla de manera intuitiva e inmediata todos las funcionalidades y dispositivos del modelo.

Experiencia de manejo

Impulsado por un motor de 138 HP y 148 lb-pie, el Buick Encore no es un prodigio de las prestaciones. Máxime si tenemos en cuenta que su transmisión automática de seis velocidades está gestionada para contener los consumos, aguantando mucho las reducciones.

Aún así, el desempeño de este propulsor, apoyado por la acción de un turbo, es suficiente para la mayoría de las circunstancias de manejo que nos vamos a encontrar. En líneas generales, es un modelo cómodo.

Las suspensiones filtran bien las irregularidades del asfalto y sujetan la carrocería sin apenas balanceo. A pesar de su pequeño tamaño, el Encore se desenvuelve con empaque. En cierto modo, en carretera ancha y plana, tiene un comportamiento similar al de sus hermanos sedán desde el Verano hasta el Lacrosse pasando por el Regal.

En tramos sinuosos, la altura de la carrocería y el centro de gravedad más elevado inciden en una mayor inclinación de la carrocería en los pasos por curvas, aunque para nada peligroso. De hecho, el Buick Encore muestra más agarre que la mayoría de los rivales.

Probablemente, ello se deba a una plataforma más reducida de lo que se estila en este mercado.

Por último, resulta sencillamente refinado, gracias a todo el trabajo de insonorización y de reducción del ruido, incluido un sistema de cancelación activa del sonido de marca Bose.

Nos gusta

Confort de marcha

Detalles Premium

Chasis seguro

Nos gustaría

Motor más alegre

Más espacio para carga

Más visibilidad trasera

Rivales del Buick Encore 2013

No existen muchos modelos de sus características. Quizás el BMW X1 o el Mini Cooper Countryman son modelos que pudieran encajar, en cierto modo, con la filosofía de producto del Encore, aunque el primero es notablemente más caro y el segundo más "estético".

Sus rivales estarían más en la senda de los crossovers compactos más pequeños del tipo del nuevo Subaru XV Crosstrek, el Mitsubishi Outlander Sport, Hyundai Santa Fe, Kia Sportage o Volkswagen Tiguan. Respecto a todos, salvo el Tiguan, el Buick resulta, no obstante, más caro, pero mejor equipado.

Conclusión

Claramente el Buick Encore es un modelo dirigido a un public joven, con lo que Buick trata de romper su tradicional imagen de marca madura. Además, permite ampliar la gama un tanto escasa de modelos, máxime cuando el mercado de los crossovers tiene tantos y tan amplios segmentos.

La propuesta es excitante y atractiva y el precio no es tan elevado con respecto al de sus teóricos rivales de marcas más generalistas.

Fuente: http://queautocompro.com