Guía Completa

Mitsubishi Outlander Sport 2012

Prueba de manejo de la Mitsubishi Outlander Sport 2012.

Las claves del Mitsubishi Outlander Sport 2012

 

1. Un Outlander en miniatura

El Mitsubishi Outlander Sport es la versión reducida del Outlander, la deportiva SUV de Mitsubishi. Respecto a esta, es 14 pulgadas más corta, 2 más estrecha y 700 libras más ligera, lo cual la coloca en un mercado pujante que es el de las crossovers pequeñas, junto a modelos como Kia Sportage, Hyundai Tucson o Volkswagen Tiguan.

2. Motor 2 litros

El corazón de este crossover es un 2 litros de cuatro cilindros, que rinde 148 HP y 145 lb-pie.

La version básica (ES) lleva acoplada un cambio manual de cinco velocidades, mientras que ofrece como opción una caja CVT (transmisión variable continua), componente que pasa a ser estándar en la variante SE, la más lujosa, como ocurría en el caso de nuestra de unidad de pruebas.

Interesante también en este modelo es la posibilidad de contar con tracción integral, con tres modos de conducción para optimizar la tracción en función de las circunstancias de la carretera.

3. Novedades 2012

Tras dos años en el mercado (apareció como modelo 2011), el Mitsubishi Outlander Sport recibe pequeñas actualizaciones, con el objeto de mantenerlo competitivo en el difícil mercado de las crossovers.

Han sido pequeños detalles, como inclusión de cámara de estacionamiento para versiones básicas, mejoras en la transmisión para incrementar respuesta y aceleración y refuerzos en el aislamiento acústico de interior, entre otros.

4. Precio

Como hemos anticipado, la Outlander Sport está disponible en dos niveles de acabado, ES y SE, cuyo precio respectivo es de 18,795 y los 21,995.

Por esos 3,000 dólares de sobreprecio el comprador de un Outlander Sport SE recibe, no sólo cambio CVT con levas en el volante, también luces HID, rines de aleación de 18 pulgadas, llave inteligente y arranque por botón Start/Stop.

Nuestra unidad de pruebas llevaba instalado además una serie de paquetes extra como el de navegación con cámara de estacionamiento o el Premium, con techo panorámico, sistema de sonido Rockford Fosgate, radio satélite y raíles en el techo.

Con estos añadidos el precio de nuestro Outlander Sport se incrementaba en casi 5,000 USD.

Al volante del Mitsubishi Outlander Sport 2012

El diseño del Outlander Sport está basado en el estilo agresivo del Mitsubishi Lancer Evolution, sin embargo, pese a esta inspiración y a la etiqueta Sport del nombre, este modelo no resulta en ningún modo deportivo o agresivo.

Su 0 a 60 mph es lento, al menos en esta versión con CVT, dado que no baja de los 10 segundos.

Aunque las aceleraciones no son del todo malas, le cuesta llegar a alcanzar una velocidad de crucero rápidamente.

El cambio CVT nos ha parecido algo lento y en manejo deportivo, tiene una clara tendencia al cabaceo lo cual no genera confianza.

Y el ruido de motor es incómodo cuando lo llevamos alto de vueltas.

Donde sí destaca el Outlander Sport es en viajes por carreteras amplias y de buen asfalto.

El rodar es confortable y se ve acompañado por una generosa economía de combustible de 31 mpg en autopista (25 en ciudad).

La seguridad es otro punto fuerte, algo que queda demostrado con la elección de este Outlander Sport como Top Safety Pick por la IIH.

De serie cuenta airbags frontales, de cortina, de rodilla para el conductor, discos de freno en las cuatro ruedas, control de tracción y de estabilidad y asistente al arranque en pendiente.

El interior del Mitsubishi Outlander Sport, al menos en esta variante SE con techo panorámico, es agradable, incluso cuenta con toques Premium como la cámara trasera, el sistema de arranque por botón o las levas en el volante.

La calidad de los materiales sin llegar a ser excepcional, cumple sobradamente con las pretensiones del cliente tipo.

El espacio en la fila delantera es suficiente, mientras que los pasajeros de la fila trasera se encontrarán algo menos holgado, pero sin llegar a viajar de manera apretada.

Con 169 pulgdas de longitud, obviamente la capacidad de carga no puede ser sustantiva. 49.5 pies cúbicos así lo demuestran.

 

Nos gusta

Interior con algunos detalles Premium

Economía de combustible

Posibilidad de añadir tracción delantera

 

Nos gustaría

Más fuerza

Precio más contenido

Más espacio para carga 

Rivales del Mitsubishi Outlander Sport

Los rivales directos son, ya lo hemos comentado, la Kia Sportage, Hyundai Tucson o Volkswagen Tiguan.

Como quiera que se trata de un modelo de dimensiones más reducidas que sus rivales, el Outlander Sport también podría rivalizar con alguna de las últimas y peculiares incorporaciones al segmento de los SUV, como el Mini Countryman o el Nissan Juke.

 

Conclusión

El Mitsubishi Outlander Sport es un crossover de difícil encasillamiento en el pujante mercado de los crossovers de reducido tamaño.

Con 169 pulgadas es más pequeño que la mayoría de sus rivales y, realmente, el Sport de su denominación no se corresponde con su comportamiento en carretera.

A su favor, posibilidad de incorporar tracción integral, buena economía de combustible y un interior cómodo y espacioso.

Eso sí, el precio superior a 28,000 USD de nuestra unidad de pruebas puede hacer qué más de uno se lo piense mucho antes de comprar un modelo de estas características.

Fotogalería del Mitsubishi Outlander Sport 2012. 

cerrar