Guía Completa

Dodge Charger SRT8 2012

Manejamos el Dodge Charger SRT8 2012, orgullo del músculo americano.

CLAVES DEL DODGE CHARGER SRT8 2012

1. Motor

Bajó el capó de esta versión se encuentra el legendario Hemi V8 de Chrysler. Este motor de 6.4 litros desarrolla 470 HP y 470 libras-pie de torque. Aun con esta entrega de poder, Chrysler ha logrado mejorar la eficiencia en un 21 por ciento en carretera.

2. Frenos

Brembo ha desarrollado de manera exclusiva un sistema de frenos para el Charger.

Unos rines de 20 pulgadas de aluminio forjado permiten ver los gigantes calipers rojos con discos ventilados y ranurados de 14.2 pulgadas en las ruedas delanteras y de 13.8 pulgadas en las traseras.

3. Aspecto agresivo

Múltiples elementos en el diseño contribuyen a que la apariencia del Charger sea extremadamente radical.

La parilla, las tomas de aire, las inmensas ruedas, el alerón trasero... El Dodge Charger SRT8 2012 llega más enojado que nunca.

4. Interfase comunicativa

A través de una pantalla táctil de 8.4 pulgadas se controlan diversas funciones en el interior del vehículo.

El sistema es bastante intuitivo y responde también a comandos de voz.

 

DODGE CHARGER SRT8 2012, LA BESTIA

 

Sin cambiar ni un ápice de su identidad, Chrysler se las ingenia para construir el mejor Charger de su historia.

Las impresiones son fuertes desde la primera mirada al auto, donde el aspecto agresivo se roba toda la atención.

La enorme boca del Charger SRT8 es algo que estamos seguros intimida, sobre todo si se aparece en el espejo retrovisor en la carretera.

No solo su impresionante frente con la parrilla en negro revela las intenciones de este automóvil.

Las tomas de aire en el capó además de aportar un elemento muy distintivo, tienen la importante función de contribuir a que se refresque el poderoso motor, la bestia que vive dentro del Charger.

El conjunto se completa con laterales muy musculoso y un alerón trasero que mejora la aerodinámica.

Las luces bajo este alerón también son nuevas, Chrysler llama a este diseño con tecnologíaa LED: "race track".

La personalidad de este auto es completamente adecuada a su desempeño.

En nada influyen sus cuatro puertas, su espacio bastante amplio para las plazas traseras ni su también bastante decente espacio de carga, este sedán es rabioso aunque dentro quepa toda la familia.

Su propulsor es el famoso Hemi V8 de 6.4 litros, que entrega 470 HP @6,000 rpm y 470 libras-pie de torque a 4,300 rpm. Según las cifras oficiales de Chrysler, la aceleración del Charger de 0 a 60 mpg está en el rango de los 4 segundos y su velocidad máxima es de 175 mph.

El Charger frena de 60 a 0 mph en 120 pies. Aun con este rendimiento la eficiencia ha sido mejorada, gracias sobre todo al uso del sistema "Fuel Saver Technology" que permite el uso de solo cuatro cilindros, reservando los otros cuatro para cuando se exige mayor entrega de potencia.

El consumo de combustible del vehículo está entre las 14 mpg en ciudad y las 23 mpg en carretera. El V8 trabaja con una transmisión automática de cinco velocidades que integra paletas detrás del volante para cambios manuales.

Dos modos de manejo: "Drive" y "Sport" determinan la agresividad de los cambios y la rapidez de la respuesta del Charger.

Estos dos modos también inciden en la suspensión adaptativa, otro elemento nuevo en el modelo 2012.

El desempeño del Charger es magnífico, un verdadero representante del rendimiento del músculo americano.

Su entrega de potencia cumple con todas las expectativas y sin importar sus proporciones de sedán de cuatro puertas, toma las curvas con completo control.

Su dirección es extremadamente comunicativa.

Los frenos Brembo cumplen también su función sin dar pie a ninguna queja.

Otra de sus características es que resulta cómodo para un manejo mesurado.

Es quizás el interior del Charger a lo único que pudiéramos objetar algo, pues esperábamos más calidad en los materiales.

Sin embargo, apartando los plásticos del tablero que no nos complacieron, hay características dignas de ser mencionadas.

A través de una pantalla táctil de 8.4 pulgadas se manejan diferentes funciones del auto.

El sistema de comandos de voz tiene capacidad incluso para leer y enviar mensajes de texto.

Otra cosa que nos gustó fue la cantidad de información sobre el desempeño del vehículo a la cual es posible acceder en la pantalla.

El sistema de sonido es Harman Kardon, con 19 altavoces de 900 watts.

Este sistema cuenta con la tecnología GreenEdge, que consume menos energía y mejora la eficiencia en alrededor de un 55 por ciento.

El precio base del Dodge Charger SRT8 2012 es de $46,660.

Adicionalmente, Chrysler ha incluido un día de clases de manejo en pista con profesionales para que el conductor aprenda cómo sacar lo mejor de su auto y dominar su poder descomunal.

 

RIVALES DEL DODGE CHARGER SRT8 2012

Chrysler 300

Hyundai Genesis

Ford Taurus

 

CONCLUSIONES

El Dodge Charger SRT8 2012 es un auto muy especial, estamos en presencia de un sedán todopoderoso, con potencia y rendimiento brutales.

Su particular personalidad es el elemento que determinará en definitiva la decisión de compra, pues este es un auto de apariencia muy extrema que nunca, nunca, será la opción promedio.

Lo que detestarán algunos lo amarán otros y esto debería convertirse en una carta de triunfo más para el Charger, un auto que jamás pasará desapercibido.

Fotogalería del Dodge Charger SRT8 2012. 

cerrar